Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y poder obtener estadísticas de uso. Al continuar con tu navegación significa que das tu consentimiento a nuestra política de cookies.

Continuar
LAS FIESTAS DE SAN JOSÉ Y 9 D´OCTUBRE SE TRASLADARÁN SIEMPRE A LUNES PERDIENDO ASÍ SU IDENTIDAD
LAS FIESTAS DE SAN JOSÉ Y 9 D´OCTUBRE SE TRASLADARÁN SIEMPRE A LUNES PERDIENDO ASÍ SU IDENTIDAD
LAS FIESTAS DE SAN JOSÉ Y 9 D´OCTUBRE SE TRASLADARÁN SIEMPRE A LUNES PERDIENDO ASÍ SU IDENTIDAD

 

A partir del próximo año, el 19 de marzo, día grande de las Fallas, siempre se celebrará en lunes. También el festivo del 9 d'octubre, día de la Comunitat Valenciana, se trasladará al primer día de la semana. El presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, anunció ayer que esas dos festividades autonómicas se celebrarán en lunes para acabar con los puentes, una medida que tendrá un impacto económico de 786 millones de euros, según informó la Generalitat.

 

Fabra, quien hizo el anuncio durante su intervención en la 'Noche de la Economía Alicantina', aseguró que, con esta decisión, la administración autonómica «toma ejemplo» de los empresarios «para reinventarse en esta época de dificultad económica».

 

De hecho, se trata de una propuesta lanzada reiteradamente desde el mundo empresarial y, más concretamente, desde las asociaciones de comerciantes. Sin ir más lejos, la última reunión del Observatorio del Comercio valenciano concluyó con un compromiso por parte del Consell de analizar, a propuesta de las patronales del sector, el posible traslado de los festivos a los lunes para acabar con los «poco eficientes» puentes.

 

Previamente fue la patronal nacional CEOE la que, el pasado otoño, reabrió el debate sobre la conveniencia de acabar con los improductivos puentes, con la única excepción del Viernes Santo, el 12 de octubre y el día de Navidad. También los sindicatos apoyan la medida. A nivel autonómico, la patronal de la Comunitat Cierval y la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE), también hicieron suya la medida.

 

La Generalitat recoge la propuesta de los empresarios y la aplica a los dos festivos autonómicos para «incentivar la actividad comercial y mejorar la productividad», manifestó el jefe del Consell. Mientras, el lunes de Pascua, que se celebra sólo en algunas comunidades autónomas, entre ellas la Comunitat, se mantiene «inamovible» como fiesta propia. La eliminación del resto de puentes, vinculados a los festivos de carácter nacional, es competencia del Gobierno central.


La modificación se reflejará en el calendario laboral del próximo año. El puente de cuatro días del 9 d'octubre de este año -el festivo cae martes- será el último que se celebre. En 2013, el 19 de marzo, día de San José, cae martes, mientras que el 9 de octubre cae miércoles.

 

La medida acaba con la polémica sobre la conveniencia de celebrar el día grande de las Fallas siempre en lunes, un debate que se reavivó este año habida cuenta del impacto positivo que tuvo sobre el turismo y la economía local el hecho de que el festivo cayera justo después del fin de semana. La decisión prima el criterio de la rentabilidad económica sobre el de la tradición, ya que parte de los falleros son partidarios de respetar la tradición y no trasladar a un día fijo la celebración del 19 de marzo.

 

Tan es así que, en su intervención, el presidente de la Generalitat anunció que se va a proponer a los Ayuntamientos que estudien la conveniencia de trasladar sus festivos locales también a los lunes, siempre que existan motivos económicos que justifiquen esa medida.

 

Fabra insistió en que la situación actual «exige el compromiso de todos». «Necesitamos que la sociedad recupere su protagonismo», añadió el jefe del Consell, que recordó que el Ejecutivo regional ha eliminado trabas burocráticas y facilita «que todas las iniciativas empresariales tengan su oportunidad».

 

«Estamos reformando la administración, para que ésta sea más sostenible, más racional, más ligera, más transparente, más accesible y, en definitiva, más moderna», agregó Fabra en el transcurso de la 'Noche de la Economía Alicantina', en la que se entregó la medalla de oro y brillantes de la Cámara de Comercio de Alicante a Francisco Gómez Andreu, del Grupo Marjal.

 

Respecto a los proyectos concretos que afectan a la provincia de Alicante, el jefe del Consell manifestó que, con la «nueva realidad», las administraciones ni tienen los mismos recursos ni pueden mantener las mismas prioridades, pero dijo que no va a renunciar a las inversiones que hacen más productiva la provincia, en concreto en infraestructuras como el AVE y el Corredor Mediterráneo.

 

Fuente: Las Provincias


Enviado el: 18 de Julio de 2012 a las 14:41:21 (1525 Lecturas)


Puedes consultar esta misma pagina en: Español - Llengua valenciana

Comentarios: