Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y poder obtener estadísticas de uso. Al continuar con tu navegación significa que das tu consentimiento a nuestra política de cookies.

Continuar
EL GOBIERNO VALENCIANO PAGO 18.000 EUROS A LA CATALANISTA ESCOLA VALENCIANA EN TAN SOLO 5 MESES
EL GOBIERNO VALENCIANO PAGO 18.000 EUROS A LA CATALANISTA ESCOLA VALENCIANA EN TAN SOLO 5 MESES
EL GOBIERNO VALENCIANO PAGO 18.000 EUROS A LA CATALANISTA ESCOLA VALENCIANA EN TAN SOLO 5 MESES

 

La entidad que se mofó en una falla de la muerte de Barberá llegó a pasar al cobro los 35 euros del cubierto del secretario autonómico de Educación en una cena

 

Escola Valenciana, la entidad que fue coorganizadora de la plantà de una falla en Barcelona el pasado fin de semana en la que se mofaban de la muerte de la exalcaldesa de Valencia, Rita Barbera, ha recibido del Gobierno valenciano, a través de los pagos por la vía de la caja fija, un total de 18.000 euros en apenas cinco meses. Las facturas a las que ha tenido acceso este diario revelan que el Consell ha atendido los gastos presentados por esta entidad, entre los que se incluyen -además del patrocinio de un programa radiofónico por 2.500 euros mensuales- los 35 euros por el coste del cubierto del secretario autonómico de Educación, Miguel Soler, en la XIII Nit d'Escola Valenciana.

 

La relación de pagos a la que ha tenido acceso este diario arrancan el mes de noviembre de 2015 y finalizan en marzo de 2016, aunque la última factura lleva sello de pago del mes de abril. Todas ellas llevan el membrete de Escola Valenciana y el sello de pagado por parte de la administración autonómica. Cuatro de ellas corresponden a pagos mensuales -diciembre de 2015 y enero, febrero y marzo de 2016- por el patrocinio del programa radiofónico 'El Mural' de Escola Valenciana.

 

Otra de las facturas, por valor de 2.000 euros, corresponde a la 'compra y envío de 200 libros del 'Voluntariat pel valencià'. El pago más cuantioso, de 5.950 euros, obedece a la compra y envio de 63 'devedeteques' -videotecas de DVD-, con un coste de 85 euros por unidad, más cinco euros por gastos de envío. Aunque el gasto más llamativo corresponde a los 35 euros del cubierto por la presencia del secretario autonómico de Educación, Miguel Soler, en la XIII Nit d'Escola Valenciana, el certamen que de manera anual organiza esta entidad. Paradójicamente, en la factura figura la firma del propio Soler, autorizando el pago a la entidad de la mencionada cantidad. El total de lo abonado a Escola mediante caja fija asciende a 18.000 euros, únicamente en los cinco meses que van desde noviembre de 2015 a marzo de 2016.

 


Que el método elegido para atender el pago sea el de la caja fija resulta significativo. Este mecanismo, perfectamente recogido en la ley, se utiliza para la 'atención inmediata de anticipos que pudieran derivarse de la actividad de las distintas consellerias'. Unos gastos que, según se especifica en la propia web de la Generalitat, tengan carácter periódico o repetitivo, 'en particular los referentes a dietas, gastos de locomoción, material, conservación y mantenimiento, o cualquier otro gasto de similares características'.

 

El recurso a la caja fija tiene, por tanto, cierto carácter de excepcionalidad -dada la atención inmediata que requiere el gasto a atender-. Y en esa urgencia radica precisamente su cuestionamiento. Los gastos de caja fija, por su propia definición, permiten eludir cualquiera de los procedimientos previstos en la ley de contratos. No hay convenio, contrato o concurso, sino adjudicación directa y pago.

 

Esta circunstancia provocó, durante la pasada legislatura en concreto, que los grupos de la oposición -entonces PSPV y Compromís- arremetieran contra el PP por el recurso reiterado a la caja fija. La propia Mónica Oltra, entonces líder de la coalición, reprochó a los populares que burlaran la ley de contratos al recurrir a la caja fija para gastos perfectamente previsibles y que podían ser objeto de alguno de los mecanismos previstos en la ley. En el caso de las facturas de Escola Valenciana, tanto la de casi 6.000 euros para adquirir 63 'devedeteques' como las de 2.500 euros mensuales, correspondientes al patrocinio de un espacio de radio, habrían podido ser objeto de algún tipo de concurso que permitiera dar publicidad y concurrencia a la adjudicación del servicio.

 

El trato del Consell hacia Escola Valenciana ya se puso de manifiesto en la Orden de noviembre de 2016 por la que la conselleria de Hacienda acordó una subvención de 70.000 euros -de la que ya informó este diario- a esta entidad. En lo que podría considerarse como la exposición de motivos para justificar esta subvención directa, el Consell explica que 'mediante muixerangues, pasacalles, pelota valenciana, cuenta-cuentos, bailes populares, talleres escolares, conciertos de música, teatro, juegos tradicionales y exposiciones, han llegado a todos y a todo el territorio en una mezcla única de fiesta y reivindicación, una tarea memorable que ha materializado una lucha colectiva'.

 

La subvención de 70.000 euros, se explicó, tenía 'carácter singular, derivado del carácter excepcional y único de la entidad solicitante y del acontecimiento que motiva el procedimiento en cuestión. Dado el objeto específico de la subvención, se requiere una concesión directa y no procede una convocatoria pública.

 

FUENTE: LAS PROVINCIAS


Enviado el: 01 de Abril de 2017 a las 10:57:08 (656 Lecturas)


Puedes consultar esta misma pagina en: Español

Comentarios: