Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y poder obtener estadísticas de uso. Al continuar con tu navegación significa que das tu consentimiento a nuestra política de cookies.

Continuar
LA GENERALITAT INTENVENDRA EN LOS COMERCIOS PRIVADOS PARA INSTAR A UTILIZAR EL VALENCIANO
LA GENERALITAT INTENVENDRA EN LOS COMERCIOS PRIVADOS PARA INSTAR A UTILIZAR EL VALENCIANO
LA GENERALITAT INTENVENDRA EN LOS COMERCIOS PRIVADOS PARA INSTAR A UTILIZAR EL VALENCIANO

 

El PP critica que Oltra «elude aclarar cómo van a actuar sus 'comisarios' contra las personas» acusadas de infractores lingüísticos por parte del ente creado por Marzà

 

«Una persona que entra en un local a comprar y pide algo en valenciano y le echan diciendo que no entre más hablando en valenciano». Ese es el ejemplo que ayer dio la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, para explicar un caso del ámbito privado en el que la Oficina de Derechos Lingüísticos (ODL) proyectada por el conseller de Educación, Vicent Marzà, pretende intervenir. Se trata de una situación bien singular. Se puede dar, efectivamente, igual que otras ya no tan extremas, como que un bar no disponga de un menú en valenciano (en Cataluña se multa a los locales por ese tipo de situaciones), o cualquier otro conflicto entre personas o empresas donde alguien considere que sus derechos lingüísticos se vulneran.

 

La portavoz del Consell afirmó que la ODL tratará de «dar apoyo» al derecho de utilizar el castellano o valenciano a la hora de comunicarse y que quienes vean este derecho conculcado «tengan amparo cuando quieran dirigirse a la administración o a alguna entidad». El proyecto de decreto que prepara la Dirección General de Política Lingüística, dependiente de la Conselleria de Educación, explica que la oficina «tiene la voluntad de actuar como agente dinamizador para que la ciudadanía pueda usar el valenciano con plena normalidad en todos los ámbitos», pues la idea es «promover la lengua propia, tanto en los usos públicos como en los privados. La única referencia que en el texto se hace al castellano es cuando el borrador se refiere a «las dos lenguas oficiales».

 


Oltra remarcó que utilizaba el ejemplo de ese valenciano vejado y expulsado sin piedad por utilizar su lengua «porque por estadística es objeto de mayor discriminación». Sin embargo, desde el PP, la diputada María José Ferrer San Segundo señaló ayer que su partido «ha desenmascarado el objetivo de 'inmersión vigilada' del Consell. La vicepresidenta Oltra elude aclarar cómo van a actuar sus 'comisarios lingüísticos' respecto a las personas físicas y jurídicas privadas incluidas en el ámbito de actuación» de la ODL. La parlamentaria ya anunció el jueves que su formación apelaría ante el Consell para modificar el proyecto. El texto señala que, además del ámbito administrativo, el ente actuará contra aquellos sujetos «de carácter privado, que siendo personas jurídicas o físicas, hayan perjudicado con su actuación los derechos de la ciudadanía». Preguntada inicialmente, Oltra no dio ayer muchos detalles sobre cómo se actuaría. Al insistir, ofreció el ejemplo del valencianoparlante expulsado de un comercio.

 

«Ha recurrido a la trampa de un ejemplo extremo: que a alguien le prohíban entrar en un establecimiento por hablar valenciano. Anadie se le puede excluir sin motivo o discriminar por circunstancias personales o sociales. Eso lo protege ya la Constitución, el Estatut o la LUV. Para evitarlo no hacen falta ni decretos ni chiringuitos de coacción», replicó Ferrer San Segundo, para quien «Oltra, además, y Marzà en elocuente silencio, no han querido explicar cómo va a actuar la ODL ante las denuncias entre personas en el ámbito privado, cuando una hable en castellano y otra en valenciano. Así que desde el PP se lo volvemos a preguntar: ¿va a intervenir la oficina priorizando el valenciano en las relaciones entre personas físicas privadas?». Este periódico intentó ayer sin éxito, igual que el pasado jueves, recabar la versión de la Conselleria de Educación.

 

Para Ferrer San Segundo, «las respuestas de Oltra desvelan la intención del Consell: habilitar a su ODL para tramitar denuncias y sanciones contra comercios, establecimientos, oficinas o despachos, aunque sean de naturaleza privada, que no empleen el valenciano. No va a quedar un solo espacio de libertad en el uso de la lengua».

 

«Instamos al Consell a que retire del decreto las referencias de aplicación a las personas físicas o jurídicas privadas, al consumo o al turismo. No queremos modelos copiados de territorios como Cataluña, donde el resultado no ha sido la convivencia pacífica, que aquí es la regla y no la excepción, sino la imposición y la división. La Comunitat es tierra de respeto y libertad», indicó la diputada.

 

Si bien el decreto se concentra en la defensa y promoción del valenciano, Mónica Oltra insistió en que velará por las dos lenguas. La vicepresidenta confía en que la ODL también la defendería a ella cuando alguien escriba su nombre con 'ò' y no con 'ó', un deseo que no casa, precisamente, con las furibundas críticas que recibió desde el nacionalismo cuando hace unos meses reivindicó su nombre en castellano.

 

FUENTE, LAS PROVINCIAS


Enviado el: 09 de Abril de 2017 a las 19:08:36 (613 Lecturas)


Puedes consultar esta misma pagina en: Español

Comentarios:
Usuario: ultim
¿ Donde estaba la diputada del P.P. Maria Jose Ferrer San Segundo cuando su partido creo la CATALANISTA A.V.L... ¿ Donde estaban los demas P.P... ¿ Porque siendo mayoria no la han anulado, dejando de pagar a esos renegados.. ¿ Ahora nos quieren "vender la burra" de su valencianismo... ¿ Con la financiacion que el gobierno de su partido ha dedicado a la Comunidad... . Menos cinismo y mas hechos. Acabare como siempre, sus descendientes, cuando la historia hable de su actuacion, sufriran el oprobio de su deslealtad con este REINO.