Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y poder obtener estadísticas de uso. Al continuar con tu navegación significa que das tu consentimiento a nuestra política de cookies.

Continuar
LA GENERALITAT IMPONE SU ' VALENCIANO' FRENTE AL BILINGÜISMO QUE UNE A LOS VALENCIANOS
LA GENERALITAT IMPONE SU ' VALENCIANO' FRENTE AL BILINGÜISMO QUE UNE A LOS VALENCIANOS
LA GENERALITAT IMPONE SU ' VALENCIANO' FRENTE AL BILINGÜISMO QUE UNE A LOS VALENCIANOS

 

El Consell aprueba por decreto que en su relación con la ciudadanía empleará la lengua autóctona en el 80% del territorio

 

 El Consell aprobó ayer el decreto por el cual la Administración autonómica arrincona la actual etapa de bilingüismo en la Comunitat para apostar por relacionarse con los ciudadanos en valenciano. El actual modelo de comunicación a través de las dos lenguas queda limitado a que lo soliciten los vecinos. Si no hay reclamación, se impone el valenciano.

 

La Generalitat establece que su lengua es el valenciano no sólo para su comunicación interna (entre los 15.000 trabajadores públicos), sino que presentará en valenciano su imagen corporativa, también para informar a los usuarios de los servicios públicos (por ejemplo, a través de la rotulación) o para relacionarse con los vecinos de 400 de los 500 municipios de la región en valenciano. El primer contacto del ámbito público hacia el contribuyente será en la lengua autóctona.

 

Atendiendo a la Ley de Uso y Enseñanza del Valenciano (LUV), de 1983, donde el título quinto establece los territorios predominantemente valencianoparlantes y castellanoparlantes, el Ejecutivo liderado por PSPV y Compromís establece que «en las relaciones con la ciudadanía, las notificaciones y comunicaciones se realizarán en valenciano, cuando se remita a residentes en territorios de predominio lingüístico valenciano», y en castellano si lo pide el destinatario.


«En las zonas de predominio del castellano, se redactarán en valenciano y castellano, y para los destinatarios de fuera de la Comunitat se redactarán en castellano, salvo que se trate de comunicaciones pertenecientes al mismo ámbito lingüístico», señala el decreto aprobado por el Consell presidido por Ximo Puig, según anunció ayer la portavoz del Gobierno autonómico, Mónica Oltra. De este modo, en las tres capitales de provincia, los documentos que sean competencia de la Generalitat, se escriben sólo en valenciano. En localidades como Requena, en las dos lenguas.

 

Eso afecta a las notificaciones sanitarias, educativas, de dependencia, sanciones competencia de la Generalitat y así con todas las notificaciones públicas provenientes del ámbito público autonómico. En cualquier caso, la obligación para los funcionarios de utilizar el valenciano para las comunicaciones internas no afectará a los cargos públicos en sus intervenciones públicas, donde el uso de la lengua autóctona se «procurará».

 

Institucional

 

La lengua propia, el valenciano

 

El decreto entrará en vigor a los seis meses de su publicación en el Diari Oficial de la Generalitat (DOGV), a finales de noviembre. Se establece que «el valenciano es la lengua propia de la Administración de la Generalitat, sin que ello suponga ninguna limitación respecto de la otra lengua oficial». En lo referente a la imagen institucional, los elementos de identidad corporativa se redactarán en valenciano, mientras que la rotulación informativa se hará en valenciano allá donde la LUV determinó que predomina la lengua autóctona, en la cuatro de cada cinco municipios de la Comunitat. Las comunicaciones con instituciones estatutarias de la Comunitat, entidades locales en territorio de predominio valenciano, se hará en lengua autóctona. Con otras administraciones del Estado se hará en valenciano y castellano, «salvo que sean para comunidades del mismo ámbito lingüístico».

Trabajadores públicos

 

Adaptación informática

 

Las actuaciones administrativas internas se redactarán en valenciano, el material de ofimática se adaptará, si es posible, para que funcione en valenciano, mientras que el software elaborado o encargado por la administración se creará en valenciano. Oltra consideró que estas cuestiones no supondrán un coste añadido para la Administración.

 

Atención a los ciudadanos

 

Primero, en valenciano

 

El personal encargado de la atención al público en dependencias de la Generalitat (hospitales, colegios, juzgados, servicios sociales...) iniciará en valenciano su comunicación con los ciudadanos. Los sistemas telefónicos o telemáticos tendrán el valenciano como primera lengua. En las publicaciones y publicidad, folletos, carteles y avisos se redactarán, por lo menos, en valenciano, al igual que la publicidad institucional y las publicaciones periódicas de la Administración autonómica. En internet, intranet y redes sociales, los contenidos de la Administración se podrán consultar, por lo menos, en valenciano y castellano.

 

Contratación y convenios

 

Insta a las empresas a usar la lengua autóctona

 

En los contratos públicos «se procurará que los contratistas utilicen el valenciano en los bienes y servicios objeto del contrato, y así se hará constar en los correspondientes pliegos de cláusulas», establece el decreto, donde se señala que los «estudios, proyectos o trabajos encargados por la Administración se entregarán, por lo menos, en valenciano y los documentos contractuales se redactarán en valenciano, y también en castellano si lo solicita la otra parte».

 

En los convenios, los suscritos con personas del ámbito territorial de predominio valenciano se redactarán en valenciano. En las escrituras públicas otorgadas por la Administración se redactarán en valenciano y, si se solicita por la otra parte, también en castellano.

 

FUENTE: LAS PROVINCIAS


Enviado el: 13 de Mayo de 2017 a las 21:23:35 (494 Lecturas)


Puedes consultar esta misma pagina en: Español

Comentarios:
Usuario: alicantinofino
¿se sabe ya en qué términos hay que dirigirse a Marzá? y qué gesto hacer, es decir: - Hail, Marzá! (con brazo estirado y palma hacia abajo) - Ave Marzá Purísima (y contestar "sin pecado conocido", santiguándose). - Marzá Akhbar! (de rodillas con los dos brazos en alto) - Salut camarada Visent! (puño en alto) Es que con estos nuevos dictadores uno no se aclara.