Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y poder obtener estadísticas de uso. Al continuar con tu navegación significa que das tu consentimiento a nuestra política de cookies.

Continuar
UNA EDIL DE COMPROMIS ANIMA A QUEMAR IGLESIAS
UNA EDIL DE COMPROMIS ANIMA A QUEMAR IGLESIAS
UNA EDIL DE COMPROMIS ANIMA A QUEMAR IGLESIAS

 

Aida Ginestar es concejal de Deportes y Cultura del municipio valenciano de Alzira. Pero cultura tiene poca. Se carcajea de los católicos y, lo que es peor, hace apología de la violencia.

 

Aida Ginestar Pau, de Compromís. Así se llama la controvertida actual concejal de Deportes y Cultura del Ayuntamiento de Alzira (Valencia), un consistorio gobernado por el nacionalista Diego Gómez, gracias a un acuerdo tripartito entre la formación de Mónica Oltra, PSPV-PSOE y EU. Y decimos controvertida porque Ginestar ha protagonizado algunas polémicas en su municipio.

 

Pero sin duda, la más sonada ha sido la que ha lidiado recientemente en las redes sociales. Aida Ginestar se ha pasado de frenada en su perfil de Facebook, con unas críticas a las que ya nos tienen acostumbrados los "nuevos" dirigentes salidos de las urnas tras las pasadas elecciones municipales y que se autodenominaron como "alcaldes del cambio": los reiterados ataques a la Iglesia católica y a los símbolos y tradiciones cristianas.


Según ha podido averiguar ESdiario, en este caso, la concejala de Compromís-Podemos se ha pasado de frenada con uno de sus comentarios en Facebook. Así, en un contexto de un post en el que se hablaba de la Iglesia, Aida Ginestar Pau se carcajeaba literalmente de la institución Católica y en un claro ejercicio de apología de la violencia se preguntaba "¿pero quedan Iglesias todavía? No las han quemado todas". Así, su mensaje en esta red social, al que ha tenido acceso ESdiario (ver cuadro inferior) dice literalmente en valenciano: "Jajajaja jajajaja!!!! Però queden esglesies encara?? No les han cremat totes???".

 

Un comentario que, además de violento, es del todo censurable tratándose de una concejala que ostenta las competencias de Cultura, una disciplina que ha estado y está estrechamente relacionada y vinculada con la Iglesia Católica desde hace siglos.

 

Como decimos no es un hecho aislado. Han sido muchos los ataques de Compromís a las tradiciones católicas desde su llegada a los distintos ayuntamientos valencianos en los que gobiernan en solitario o gracias a pactos. Desde la prohibición de participación en las procesiones de Semana Santa a miembros de las distintas Corporaciones locales o ausencias destacadas, como las de Joan Ribó, a actos religiosos tan arraigados en su ciudad, Valencia, como a los actos castrenses de su patrona hasta manifestaciones como estas.

 

Además, con sueldazo

La nueva protagonista del ataque a la religión católica, Ginestar Pau, no es nueva -como les contábamos al inicio del artículo- en esto de las polémicas. La edil, pese a no tener dedicación exclusiva de su Ayuntamiento, percibe la nada despreciable cifra mensual neta de 1.301 euros. Un régimen de "dedicación parcial" bastante rentable para Aida Ginestar quien, además se ha negado reiteradamente a actualizar los datos de su sueldo desde el pasado mes de julio del año 2016, saltándose a la torera la ley valenciana de Transparencia impulsada por su propio partido y conseller, Manuel Alcaraz.

 

FUENTE: ES DIARIO


Enviado el: 05 de Junio de 2017 a las 11:15:47 (535 Lecturas)


Puedes consultar esta misma pagina en: Español

Comentarios:
Usuario: Rudyweiss
Esta gentuza, está pidiendo a gritos que vuelva la Inquisición, que parece que lo estén deseando ávidamente ... lo malo es que entonces, pagaremos justos por pecadores ... pero igual se encuentran con algo peor ... igual esa "inquisición" aparece en forma de media luna en vez de un crucifijo.

Usuario: alicantinofino
Pues ya está haciéndose la víctima en las redes sociales. Tras insinuar que deberían quemar las iglesias restantes, ella y su banda salen con que era una ironía sacada de contexto. Y la respuesta lógica que le da la gente tipo "que la quemen a ella en vez de las iglesias" la han convertido en unas "amenazas de muerte" y van a denunciar a todo quisqui. Esto es lo que quiere Compromís, ficharnos a todos, algunos con una condenita de 1 o 2 años aunque no pisemos trullo, y hundirnos para que no nos atrevamos ni a protestar.