Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y poder obtener estadísticas de uso. Al continuar con tu navegación significa que das tu consentimiento a nuestra política de cookies.

Continuar
EL REQUISITO LINGUISTICO IMPIDE A 1000 PROFESORES EJERCER EN VALENCIA
EL REQUISITO LINGUISTICO IMPIDE A 1000 PROFESORES EJERCER EN VALENCIA
EL REQUISITO LINGUISTICO IMPIDE A 1000 PROFESORES EJERCER EN VALENCIA

 

Docentes que dan clases en Cataluña no pueden regresar a su tierra al no tener la capacitación

 

Mariano Serrano, profesor de Secundaria de Valencia, se trasladó hace nueve años a Cataluña para poder ejercer, ante la falta de plazas en su comunidad. Tras dar clases de Economía en un instituto de Barcelona durante casi una década, el año pasado decidió regresar a Elche, su localidad natal y en la que reside su familia. Se presentó al Concurso General de Traslados, que se convoca cada dos años para los docentes que quieren cambiar de comunidad, y obtuvo una buena puntuación, casi 39 puntos. Lo tenía todo preparado, aunque sus planes se truncaron cuando supo que para ser profesor en Valencia le exigían, a partir del 1 de septiembre de 2017, un nuevo título lingüístico, la Capacitación en Valenciano.

 

«Cuando leí las bases de la convocatoria, el pasado noviembre, ya no tenía tiempo de sacarme la acreditación», explica a ABC el profesor, que ha elevado su caso al Defensor del Pueblo catalán y al valenciano, iniciando los trámites para llevarlo a la Justicia. «Soy una persona muy meticulosa, a la que no le gustan las sorpresas», afirma. Por ese motivo, empezó a planificar su vuelta hace meses. «Vi que solo había una plaza en Elche y era en un instituto que estaba a siete minutos de casa de mi familia. Cuando vi mi puntuación en el concurso, pensé que todo iba sobre ruedas. Lamentablemente, tendré que estar dos años más en Cataluña», denuncia.

 

A Mariano le parece «surrealista» que el Gobierno valenciano exija esa acreditación cuando él ya dispone del título más elevado de conocimiento del valenciano (Certificado de Grado Superior de Valenciano, expedido por la Junta Calificadora de Conocimientos del valenciano), que equivale al nivel 2 del marco europeo. «Además tengo el nivel C, que es el que le piden a cualquier docente para impartir clases», añade. Reconoce que no se trata de una exigencia nueva, ya que entró en vigor a raíz de una orden, vigente desde 2013, aunque «ahora el 1 de septiembre se acaba el plazo para obtenerlo».

 


Él y otros muchos profesores desplazados no eran conscientes de que a partir del próximo curso «ese título era condición “sine qua non” para dar clases en Valencia». Al margen de los profesionales que ejercen en otras comunidades, más de un millar de interinos que dan clases en Valencia también pueden quedarse sin empleo, a causa de este título lingüístico. Según los sindicatos UGT y STEPV, hay cerca de 1.300 profesores afectados, algunos de ellos en edad de jubilación. La Consejería de Educación trabaja en el borrador de unos «cursos intensivos» en verano para que los docentes puedan obtener el certificado de capacitación, antes de que arranque el curso.

 

«Espero que acabe la titulitis»

 

Sonia Caparrós, licenciada en Filología Catalana, también ha sufrido el rodillo lingüístico y ha tenido que pasar por un periplo administrativo para probar que había cursado 24 créditos en catalán, una de las condiciones para obtener la Capacitación. «Me parece increíble que una licenciada en Filología Catalana tenga que demostrar que conoce la lengua. Espero que acabe esta titulitis porque perjudica a muchos profesores», denuncia la docente.

 

FUENTE: ABC


Enviado el: 08 de Junio de 2017 a las 10:47:31 (489 Lecturas)


Puedes consultar esta misma pagina en: Español

Comentarios: