Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y poder obtener estadísticas de uso. Al continuar con tu navegación significa que das tu consentimiento a nuestra política de cookies.

Continuar
UN TENIENTE ALCALDE DE LA CUP DE BARCELONA, ABOGADO DEL CEREBRO DE LOS ATENTADOS
UN TENIENTE ALCALDE DE LA CUP DE BARCELONA, ABOGADO DEL CEREBRO DE LOS ATENTADOS
UN TENIENTE ALCALDE DE LA CUP DE BARCELONA, ABOGADO DEL CEREBRO DE LOS ATENTADOS

 

Jaume Asens logró que el Supremo absolviera en 2011 al líder espiritual del imán de Ripoll. Benet Salellas, diputado de la CUP, defendió a otro de los procesados

 

Abdelbaki es Satty, imán de Ripoll y cerebro de los atentados de Barcelona, fue investigado por la Policía y la Guardia Civil en la operación Chacal contra el terrorismo yihadista. No encontraron suficientes pruebas contra él, pero sí contra el que fuera su maestro, el también marroquí Mohammed Mrabet, gerente de la mezquita de Vilanova i la Geltrú (Barcelona).

 

Mrabet fue detenido en 2006. La Audiencia Nacional lo condenó en 2009 a siete años de prisión por un delito de integración en organización terrorista. Se le ofreció como abogado el activista Jaume Asens, actual cuarto teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona. Asens, muy próximo a Ada Colau, fue elegido concejal en las elecciones de 2015 por la candidatura de Barcelona en Comú.

 

Como letrado penalista, recurrió con éxito ante el Tribunal Supremo la condena a su cliente. La Sala Segunda de lo Penal, en una sentencia de febrero de 2011, absolvió a los cinco condenados de la operación Chacal, un caso que instruyó Baltasar Garzón.

 


Según la Guardia Civil y la Fiscalía de la Audiencia Nacional, Mohamed Mrabet, gerente de la mezquita y propietario de una carnicería, «asumió el liderazgo de la célula catalana radicada en la localidad barcelonesa de Vilanova i la Geltrú». Se dedicaba a «captar jóvenes para la práctica de la yihad en Irak» y «creó un espacio ideológico de adoctrinamiento en torno a la mezquita», denominada «Al Furkan».

 

Según fuentes de la lucha antiterrorista consultadas por ABC, uno de los jóvenes que Mrabet contribuyó a radicalizar fue Abdelbaki es Satty, quien, a su vez, años después, se encargaría de radicalizar y dirigir a los jóvenes que cometieron los atentados de las Ramblas y Cambrils. Es Satty, que se convirtió en imán de la mezquita de Ripoll, murió en la explosión de la casa de Alcanar (Tarragona), donde preparaban los explosivos.

 

En los registros del domicilio de Mrabat dentro de la operación Chacal, la Guardia Civil encontró un documento de identidad de Abdelbaki es Satty, además de varios manuales sobre el yihadismo, textos de exaltación terroristas y grabaciones de enaltecimiento de atentados.

 

Además, según fuentes consultadas por ABC, el cerebro del atentados de Barcelona acudía a reuniones de adoctrinamiento que se celebraban en casa de un hermano del líder Mrabat. Uno de los arrestados en la operación, Mustapha Fawzi, lo identificó en su declaración ante la Guardia Civil. Los agentes le mostraron una foto suya, con el número 77, y reconoció a Abdelbaki, según los documentos cotejados por este diario.

 

Fuentes jurídicas relatan que la operación se hizo «de forma precipitada» y solo se pudo procesar a nueve de los 20 detenidos. Quien luego sería imán de Ripoll no llegó a ir a juicio. Sí su primo Mustapha Es Satty, que fue uno de los cuatro absueltos en la Audiencia Nacional.

 

Otro de los exonerados, Mohammed Samadi, también tuvo como abogado a un actual político catalán, el diputado de la CUP Benet Salellas, un gran especialista en la defensa de acusados de terrorismo yihadista.

 

Causa anulada

 

Por su parte, Jaume Asens, que fue dirigente del Observatori DESC -la ONG en la que trabajaba Ada Colau antes de su salto a la política- tuvo que esperar al Supremo para lograr la absolución de su defendido.

 

El alto tribunal dio un varapalo a la Audiencia y tumbó toda la causa por varios motivos. Hubo pichazos telefónicos sin autorización judicial y el testimonio incriminatorio de unos de los arrestados fue obtenido «bajo presión». Asens y otros abogados denunciaron que los arrestados fueron golpeados por los agentes. El Supremo estableció que las acusaciones fueron «vagas, imprecisas y notoriamente especulativas».

 

Jaume Asens declinó ayer atender la llamada de ABC. Fuentes próximas al concejal sostienen que su trabajo como abogado penalista «nada tiene que ver» con su actual dedicación política.

 

FUENTE: ABC

 


Enviado el: 22 de Agosto de 2017 a las 13:21:18 (250 Lecturas)


Puedes consultar esta misma pagina en: Español

Comentarios:
Usuario: Rudyweiss
Dicen los del ABC (y por tanto, esta Web se limitó a poner un Copia-Pega de la noticia por lo que no se percató del detalle), que "hubo PICHAZOS telefóncos" (sic) ... ¡¡¡AH, MARRANOS!!! En que estaría pensando el redactor del ABC.