Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y poder obtener estadísticas de uso. Al continuar con tu navegación significa que das tu consentimiento a nuestra política de cookies.

Continuar
UNA CONCEJAL DE COMPROMIS SEÑALA A UN BAR DE BURJASOT POR RESPONDERLE EN CASTELLANO
UNA CONCEJAL DE COMPROMIS SEÑALA A UN BAR DE BURJASOT POR RESPONDERLE EN CASTELLANO
UNA CONCEJAL DE COMPROMIS SEÑALA A UN BAR DE BURJASOT POR RESPONDERLE EN CASTELLANO

 

La concejal publicó un tuit con la foto del local tras no haber sido entendida al hablar en valenciano, generando una oleada de críticas en las redes

 

El mensaje en redes sociales publicado por la concejala de Compromís en Burjassot, María Viu, ha generado una enorme polémica en el municipio, después de que la edil señalara a una cafetería de la localidad por responderle en castellano.

 

En el tuit, la responsable de la dirección del Instituto de Promoció del Valencià apuntaba: «hui he intentat esmorzar a la cafetería Cleos al costat del centre de especialitats de Burjassot, però no ha pogut ser per problemes lingüístics. Resulta que no sabien el significat de la paraula 'pa'! La sort és que en el bar del mercat sí i estava tot boníssim!». Todo ello acompañado con una foto de la fachada del local.


Desde Cleos demandaron ayer a la concejala «que pidiera una disculpa pública a través de este mismo canal» y recordaron que «tenemos el local abierto desde hace 30 años y hemos atendido a personas de muchísimas nacionalidades sin ningún problema».

 

Igualmente, desde el bar aseguraron reservarse el derecho a tomar acciones legales «en el caso de que dicho mensaje tuviese un impacto negativo en las ganancias económicas del comercio». A pesar de todo, agradecieron la marea de apoyos recibidos por parte de los vecinos de Burjassot, así como de la gran mayoría de fuerzas políticas municipales, a excepción de Compromís, desde donde se sigue guardando silencio.

 

El alcalde de Burjassot, el socialista Rafa García, quiso desmarcarse ayer de la actuación de la responsable, la cual se negó a dar explicaciones a este periódico. El primer edil catalogó el mensaje como «poco acertado», y recalcó que «fue una declaración hecha desde el ámbito privado y no desde el ejercicio de su cargo». «Cada uno debe ser responsable de lo que publica a través de las redes sociales», manifestó.

 

Por su parte, desde el grupo popular municipal, lamentaron que esta responsable «utilice las tácticas del nacionalismo catalán de señalar a los comercios por el idioma que hablan». «Exigimos que se disculpe de manera pública por el daño que haya podido ocasionar a este negocio», añadieron.

 

También la portavoz del grupo municipal de Ciudadanos Burjassot, Tatiana Sanchis, preguntó al primer edil socialista si su opción para dinamizar el comercio es «discriminar a negocios que atienden a los vecinos en castellano». A raíz de esto, Sanchis presentó una batería de preguntas dirigidas tanto al alcalde, como al concejal de Comercio, Roc Senent (también de Compromís), pidiendo su opinión sobre el polémico tuit.

 

«Volvemos a la táctica nacionalista de los buenos y los malos, del señalamiento a los negocios, algo que han sufrido en los últimos años en Cataluña y que no queremos que llegue también a la Comunitat Valenciana», recalcaron desde Ciudadanos, que advirtieron de que «cada semana que pasa, los concejales de Compromís en Burjassot enseñan su parte más nacionalista». Tatiana Sanchis sugirió al alcalde que «suelte lastre, en vez de hacer seguidismo ciego de las políticas de Compromís, puesto que un pacto de gobierno no lo debería poder todo».

 

Ambas formaciones hicieron así alusión a las tácticas empleadas desde algunas formaciones independentistas catalanas para distinguir aquellos locales en función del idioma empleado para atender a sus clientes. De hecho, el propio Tribunal Constitucional tuvo que fallar contra el Código de Comercio de la Generalitat catalana al rechazar que esta institución «pudiese imponer a los comerciantes la obligación de atender en catalán».

 

Las polémicas no cesan en Compromís Burjassot después de que hace tan solo unas semanas, la portavoz de dicha formación, Lluna Àrias, tuviese que comparecer en el Juzgado de Paz por un presunto delito de injurias y calumnias por acusar a un agente de policía de haber encañonado con una pistola a una concejal. A dicho encuentro, la responsable acudió acompañada de su abogado y de todos los concejales de su formación.

 

FUENTE: LAS PROVINCIAS


Enviado el: 02 de Febrero de 2018 a las 14:13:50 (344 Lecturas)


Puedes consultar esta misma pagina en: Español

Comentarios: