Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y poder obtener estadísticas de uso. Al continuar con tu navegación significa que das tu consentimiento a nuestra política de cookies.

Continuar
TRAS EL VANDALISMO, LLEGO EL TERRORISMO DE TERRA LLIURE
TRAS EL VANDALISMO, LLEGO EL TERRORISMO DE TERRA LLIURE
TRAS EL VANDALISMO, LLEGO EL TERRORISMO DE TERRA LLIURE

 

Todo empezó en 1978. La calle estaba revuelta y un grupo de independentistas se fueron al País Vasco francés a que ETA los entrenase. El bagaje de esta banda fue de 196 atentados, 5 muertos (4 de sus propias filas), una mujer asesinada por error y un disparo en la pierna a Federico Jiménez Losantos

 

En 1978, en plena transición, las calles estaban revueltas en Cataluña. Existía un clima de crispación y vandalismo no tan distinto al de nuestros días. Fue entonces cuando una parte del independentismo catalán optó por la vía del terrorismo. Y no el de baja intensidad, como el que desplegan ahora los CDR y su nuevo concepto de kale borroka. Terrorismo al uso, con bombas y asesinatos. Este año se cumplen 40 del nacimiento de Terra Lliure (Tierra Libre), un intento de ETA a la catalana que no se caracterizó precisamente por su efectividad.

 

Terra Lliure fue, para unos, el brazo armado del independentismo catalán de los 80. Para otros, una gran chapuza terrorista. Las cifras hablan: la organización duró 17 años en los que cometió 196 atentados. El balance fue de 5 muertos, de los cuales 4 fueron miembros de la propia banda. 3 de ellos explotaron mientras manipulaban bombas que iban a colocar. El cuarto fue tiroteado por la Guardia Civil cuando iba a cometer un atraco, que era la forma de financiación de la banda.

 


La única víctima mortal que no formaba parte del grupo terrorista fue una mujer que no tenía nada que ver con la política, ni con el independentismo ni con el terrorismo. Una señora cuyo único delito fue estar durmiendo al lado de un lugar en el que Terra Lliure puso una bomba. 

 

El embrión de Terra Lliure

 

Terra Lliure se gesta en 1978, en plena transición democrática. El contexto social tampoco era tan distinto del actual. Numerosos grupos independentistas de agitación callejera vandalizaban las calles catalanas. En España, no obstante, las bandas terroristas no eran algo nuevo y ya llevaban años siendo un problema. La principal era ETA, que llevaba matando dese 1968.

 

En Cataluña también había una banda terrorista que ya había asesinado. Se llamaba ÈPOCA (Acrónimo de Exèrcit POpular CAtalà). El ÈPOCA fue el responsable de matar, en 1977, al empresario José María Bultó, el dueño de la empresa de motos Bultaco. La operación fue así: Bultó estaba comiendo una tarde en casa de su hermano. De pronto, 5 terroristas armados asaltaron el domicilio y pegaron en el pecho de Bultó un objeto metálico del tamaño de una tableta de chocolate. Luego le pidieron 500 millones de pesetas. Bultó se negó a pagar y los terroristas se marcharon, avisándole de que lo que le habían pegado al pecho era una bomba de presión, que explotaría cuando se la intentase sacar. Bultó atravesó toda Barcelona con una bomba pegada al pecho y pensaba ir a denunciar el hecho a comisaría, pero prefirió pasar primero por su casa para despegarse el artefacto en el lavabo. Allí reventó, muriendo en el acto.

 

Uno de los autores de ese crimen, por cierto, es Carles Sastre, que era miembro del ÈPOCA y luego se pasó a Terra Lliure. Sastre fue condenado por aquel crimen a 30 años de cárcel, aunque ahora está en la calle. En la actualidad es una figura activa del actual Procés. Fue uno de los invitados a la cumbre independentista organizada por Puigdemont sobre el referéndum de octubre.

 

El ÈPOCA también mató al exalcalde de Barcelona Joaquín Viola y a su mujer en 1978. Por esos tres crímenes hubo detenciones y ese mismo año el grupo quedó prácticamente inactivo.

 

---

"Los independentistas fuimos los grandes derrotados de la Transición"

 

Josep Serra

Dirigente de Terra Lliure

---

 

Entrenados por ETA en el País Vasco francés

 

Deslumbrados por las actuaciones del ÈPOCA y convencidos de que el independentismo catalán necesitaba un brazo armado, un grupo de jóvenes independentistas catalanes miembros del PSAN-N (Una escisión del PSAN, Partit Socialista d'Alliberament Nacional) cogieron el relevo. Se pusieron en contacto con ETA, que era el gran referente terrorista en España, para que les proporcionasen armas y entrenamiento militar. Los vascos aceptaron, con la idea de convertirlos en una especie de sucursal.

 

Así, los fundadores de este nuevo grupo terrorista catalán se fueron a Iparralde (el País Vasco Francés) a recibir adiestramiento. Los etarras les enseñaron (con éxito dispar, como después podremos comprobar) a fabricar bombas. “Nos advirtieron también de que la vida de un comando terrorista es de tres meses. Que a partir de ahí, todos muertos, presos o en el exilio. Nosotros dijimos que adelante”, explica Fredi Bentanachs, uno de los fundadores de Terra Lliure, en un documental.

 

NAS INFO Y FUENTE: EL ESPAÑOL


Enviado el: 01 de Abril de 2018 a las 21:08:29 (774 Lecturas)


Puedes consultar esta misma pagina en: Español

Comentarios:
Usuario: Rudyweiss
Pues yo creo que se cargaron a más de 80 de una sola tacada, porque estoy totalmente convencido de que el incendio del Hotel Corona de Aragón de Zaragoza (hoy rebautizado como "Melià" tras varias transiciones nominales), aunque mucha gente crea que fue un atentado de E.T.A., fue cosa de T.LL. (la banda mafiosa vasca, u otros terroristas como el GRAPO, eran demasiado profesionales para tal "chandrío").