Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y poder obtener estadísticas de uso. Al continuar con tu navegación significa que das tu consentimiento a nuestra política de cookies.

Continuar
HABLAMOS ESPAÑOL CONVOCA MANIFESTACION EL 2 DE JUNIO EN VALENCIA POR LA LIBERTAD DE ELECCION DE LENGUA
HABLAMOS ESPAÑOL CONVOCA MANIFESTACION EL 2 DE JUNIO EN VALENCIA POR LA LIBERTAD DE ELECCION DE LENGUA
HABLAMOS ESPAÑOL CONVOCA MANIFESTACION EL 2 DE JUNIO EN VALENCIA POR LA LIBERTAD DE ELECCION DE LENGUA

 

La marcha comenzará a las 18 horas desde las Torres de Quart y finalizará en el Parterre

 

La asociación Hablamos Español se manifestará el próximo sábado 2 de junio en Valencia por la Libertad de Elección de Lengua y para protestar por la imposición del requisito lingüístico, fruto del actual modelo educativo diseñado por el Bloc Nacionalista Valencià -principal partido de la coalición Compromís-. Así lo ha informado en un comunicado tras recibir el visto bueno de la Delegación de Gobierno de Valencia a la fecha y el recorrido de la manifestación convocada, que comenzará a las 18 horas desde las Torres de Quart, para finalizar en el Parterre.

 

La asociación ha manifestado que «aunque todos los apoyos de colectivos y entidades serán bienvenidos, desde la organización se quiere resaltar el carácter apartidista tanto de la asociación como de esta iniciativa», y se señala que se trata de una movilización de la gente y para la gente, sin siglas. El principio de elección de lengua entre las oficiales «trasciende izquierdas y derechas», explican, «y es la base de la legislación en materia de derechos lingüísticos en todos los países con más de una lengua oficial en parte de su territorio, sin importar qué partido gobierne».

 

Así, Hablamos Español hace público el manifiesto y el cartel con el que difundirá a partir de ahora la convocatoria de esta manifestación, que anunció hace dos semanas. Informan de que padres y madres, ciudadanos preocupados por la imposición lingüística, colaboradores de la asociación, que se está calando con fuerza en la Comunidad Valenciana, colaborarán en el reparto del material informativo. También se ha creado una red de difusión en redes sociales, y se han diseñado iniciativas y actividades para dar la posibilidad de participar y expresarse.

Por otra parte, los fedatarios habilitados para recoger firmas a favor de la ILP de Libertad de Elección de Lengua, promovida por Hablamos Español, informarán sobre la manifestación en las localidades donde recalen. Este fin se semana habrá equipos en Benicasim, Valencia, y Elda recogiendo las firmas certificadas necesarias para que esta ley sea debatida en el Congreso.

 


El manifiesto difundido por Hablamos Español dice así:

 

El sábado 2 de junio saldremos a las calles de Valencia para reclamar el derecho de nuestros hijos a recibir la enseñanza en su lengua materna, la que nosotros les hemos enseñado, la lengua de su familia. Saldremos a las calles de Valencia por los profesores expulsados del sistema público de enseñanza, a causa de la imposición del requisito lingüístico. Algunos de ellos son docentes con amplia experiencia enseñando en español, pero quienes gobiernan quieren convertir su herramienta de trabajo, valiosa para tantos alumnos, en una rareza en la Educación de la Comunidad Valenciana.

 

Saldremos a clamar en las calles que lo que está sucediendo aquí nos recuerda de manera preocupante lo que vemos en Cataluña; esa imposición que, una vez se pone en marcha, avanza, se desboca y nos arrolla. Lo estamos viendo en las Islas Baleares, en el País Vasco, y en Galicia. Lo vemos también en Navarra, y ya asoma la cabeza en Asturias y Aragón. Saldremos a las calles para clamar que no queremos prescindir de buenos profesionales por causa de unos aranceles lingüísticos que solo enriquecen a los que han convertido la mal llamada “normalización lingüística” en un negocio. Ni en la Comunidad Valenciana, ni en ningún otro lugar de España, queremos trabas lingüísticas; no son requisitos razonables, son barreras que nos impiden optar a empleos públicos, y que obstaculizan la libre circulación por nuestro país.

 

Tenemos derecho a disponer de líneas de enseñanza en español en todas las comunidades autónomas. Y en la Comunidad Valenciana queremos poder elegir en cuál de las lenguas que tradicionalmente se han hablado serán educados nuestros pequeños. No existe otro país en el mundo donde se impida estudiar en la lengua oficial común. No necesitamos citar aquí los tratados y cartas internacionales de derechos que respaldan nuestras reivindicaciones. Lo que reclamamos está avalado por el sentido común y la lógica. No es sensato ni respetuoso borrar el español de los edificios oficiales, está fuera de toda lógica puntuar más una lengua que un doctorado.

 

Nos ampara la Constitución Española, a través del Tribunal Constitucional, cuya doctrina ha avalado que no puede haber líneas de enseñanza en lengua regional si no las hay también en castellano. Como mejor aprende un niño es estudiando en lengua materna. Lo contrario supone un esfuerzo que solo es recomendable si existe un especial interés en aprender la otra lengua, y siempre se resentirá la adquisición de la terminología y del registro culto en la lengua propia. Una lengua deja de ser una riqueza cuando se empeñan en convertirla en un problema. No hay poder público legitimado para cambiar la lengua con que un padre o una madre arrulla y lee a sus hijos sus primeros cuentos, la lengua de sus afectos. Una sociedad sana no debería consentirlo.

 

El 2 de junio tenemos una cita en Valencia, a las seis de la tarde, en las Torres de Quart, por nuestros niños y jóvenes, por su educación, por nuestra libertad.

 

FUENTE: ABC


Enviado el: 13 de Mayo de 2018 a las 17:57:22 (758 Lecturas)


Puedes consultar esta misma pagina en: Español

Comentarios: