Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y poder obtener estadísticas de uso. Al continuar con tu navegación significa que das tu consentimiento a nuestra política de cookies.

Continuar
LA INDIGNACION SOCIAL FUERZA A RIBO A RECTIFICAR Y BORRARA EL MURAL DE ALSASUA
LA INDIGNACION SOCIAL FUERZA A RIBO A RECTIFICAR Y BORRARA EL MURAL DE ALSASUA
LA INDIGNACION SOCIAL FUERZA A RIBO A RECTIFICAR Y BORRARA EL MURAL DE ALSASUA

 

PSPV y València en Comú afean al alcalde que se escude en la libertad de expresión para lavarse las manos en la polémica

 

Giro de 180 grados en apenas 24 horas. Fuentes municipales aseguraron ayer que el mural que homenajea a los jóvenes condenados por apalizar a dos guardias civiles y sus parejas en un bar de Alsasua, en Navarra, en el muro de Jesuitas en Valencia será borrado, «como se hace con todos los grafitis que son vandalizados». La decisión del Ayuntamiento, impulsada por una opinión popular mayoritariamente en contra de la pintura, llega poco más de 24 horas después de que el alcalde Joan Ribó intentara ponerse de perfil en la polémica, argumentando que ni le gustaba ni no le gustaba lo que Elías Taño había pintado en la pared y que tanto él como quienes taparon el mural entre ayer y el lunes estaban ejerciendo su derecho de libertad de expresión.

 

Estas declaraciones sentaron muy mal en el seno del tripartito que gobierna el Consistorio. Tanto es así que ayer, tanto PSPV como València en Comú salieron a criticar las palabras del primer edil en sentido diametralmente opuesto. La portavoz municipal del principal socio de gobierno de Ribó y primera teniente de alcalde, Sandra Gómez, dijo que el mural no era «una publicación con contenido político amparado en la libertad de expresión»: «Creemos que dentro de lo que depende del Consistorio el contenido está más limitado. No se puede publicar cualquier cosa porque todo lo que es del Ayuntamiento es de todos los valencianos y valencianas. El contenido tiene que ser propositivo y buscar la transversalidad».

 


Para la concejala, el mural «habla de presos políticos y cuestiona el Estado de Derecho». Además, insistió en que en España «no hay presos políticos»: «No se puede hablar de eso porque somos una democracia». Sin embargo, Gómez, que confirmó que habló ayer con Ribó sobre la cuestión, opinó que ha sido el artista quien se ha sobrepasado con respecto a la autorización municipal, que decía que el mural «no podía incluir mensajes de odio». «La sentencia contempla el agravante de odio, pero no creo que la concejala diera espacio a ese tipo de expresiones», indicó la concejala del PSPV.

 

Sandra Gómez (PSPV) asegura que la pintura «cuestionaba el Estado de Derecho»

 

En sentido diametralmente opuesto se manifestaron tanto València en Comú y Podem València, que enviaron un duro comunicado en el que afeaba a Ribó sus declaraciones. «Desde este grupo municipal, lamentamos que desde otras autoridades y desde algunos medios de comunicación se esté intentando hacer pasar la acción de la censura, un hecho grave que atenta contra un derecho fundamental, como una acción de libertad de expresión. Es una confusión interesada que además supone, de forma implícita, aceptar un alcance y significado de la Libertad de expresión reaccionaria y propia de regímenes fascistas, o totalitarios, que nada tiene que ver con el principio constitucional en el que se ampara este derecho». Además, el secretario general de Podem en València, Jaime Paulino, publicó el martes por la noche un tuit en el que exigía a Ribó «corregir sus declaraciones»: «No, no es libertad de expresión, es fascismo. Del de siempre. El que volvimos a ver a pleno rendimiento el pasado 9 d'Octubre. Y no hay nada peor que blanquearlo como 'movimiento ciudadano' y relativizarlo como 'libertad de expresión'». Ayer criticó el borrado, argumentando que era «una cesión a la ultraderecha».

 

Habrá que ver cómo vota el tripartito en el pleno de hoy, en el que la cuestión del mural ocupará parte del mismo gracias a una moción impulsada por Ciudadanos. Este tipo de brechas en el seno del pacto de gobierno se han dado en otras ocasiones, como con la prohibición de aparcar en el carril bus por la noche, pero nunca han llegado al extremo de dividir el voto del tripartito en el hemiciclo municipal.

 

FUENTE: LAS PROVINCIAS


Enviado el: 26 de Julio de 2018 a las 12:34:20 (759 Lecturas)


Puedes consultar esta misma pagina en: Español

Comentarios: