Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y poder obtener estadísticas de uso. Al continuar con tu navegación significa que das tu consentimiento a nuestra política de cookies.

Continuar
CATALUÑA: FABRICA DE ' FAKE NEWS '
CATALUÑA: FABRICA DE ' FAKE NEWS '
CATALUÑA: FABRICA DE ' FAKE NEWS '

 

La maquinaria mediática independentista siembra la red de noticias falsas sobre los 'enemigos' de la patria catalana, dando lugar a informaciones tan desconcertantes como surrealistas

 

Rusia tiene el monopolio del gas en toda Europa hasta llegar a la Península, donde hay gas procedente de Argelia. Uno de los proyectos prioritarios de la UE es el Midcat, tubería que pasará por Cataluña y unirá el gas de Argelia con el ruso, rompiendo el monopolio de estos últimos y obligándolos a bajar precios. ¿Recordáis las palabras de Trump a Merkel diciéndole que “dependía de los rusos”? Por ahí va el tema. Sólo equiparar precios, Rusia perderá unos 100.000 millones de euros anuales que, evidentemente, quiere evitar. La independencia de Cataluña, con una DUI (declaración unilateral de independencia), sin pacto con España, y fuera de la UE, implicaría que el gasoducto no se hiciera”. Conclusión: los rusos pagarían “muy bien, abriendo además su mercado a las empresas catalanas, un mercado mayor que el de las empresas catalanas en Europa y con menos competencia”.

 

Estos párrafos forman parte de un artículo profusamente distribuido por todos los foros independentistas catalanes que concluye que si Cataluña se va por las bravas, España perdería el 21% de su PIB y Cataluña se transformaría “en el Estado con menos deuda del mundo y con Rusia pagándole una cantidad cada año”. Pero sólo es un ‘fake’, un bulo interesado para animar a los independentistas. El tema es que, en los círculos separatistas se prevé que el actual presidente de la Generalitat, Quim Torra, no podría hacerse la foto con Vladimir Putin porque España lo vetaría, pero sí es posible que se la hiciese Carles Puigdemont, que ahora pondrá en marcha el Consell de la República, encargado de internacionalizar el conflicto catalán y de buscar apoyos.

 

El propio Puigdemont negó que haya habido ningún acercamiento o contacto con Rusia para tratar este tema, pero la ‘noticia’ sigue circulando y ganando adeptos, gracias a un aparato de propaganda incansable y dispuesto las 24 horas del día. En el mismo estilo es la leyenda urbana de que la canciller alemana, Angela Merkel, fue la causante de la caída de Mariano Rajoy, teoría difundida también por el empresario Joan Canadell, uno de los fundadores del Cercle Català de Negocis (CCN). Y Pedro Sánchez, aseguran este empresario y algunos radicales, sigue las consignas de Merkel porque a finales de año “el BCE dejará de comprar deuda del Reino de España, que tendrá que buscar créditos en el mercado”. En ese contexto, si hay negociación para la independencia, los mercados confiarán en España; de lo contrario, se planearía una huelga general indefinida que sería la mayor amenaza que tendría la UE. “Los catalanes tenemos ahora más fuerza que nunca para negociar y lo tendremos que saber utilizar”, aseguran.

 

Salvador Cardús, 'pope' del independentismo, ha asegurado que la independencia de Cataluña llegará “entre este año y la mitad del que viene”

 

Otra de las historias más enviadas por las redes entre independentistas es una fotografía de la presidenta de Estonia, Kersti Kaljulaid, con un cartel de apoyo a los “presos políticos”. La fotografía, por supuesto, es falsa, pero a la caverna mediática independentista le viene de perlas sembrar la red de noticias similares.

 


El Nostradamus catalán

 

Algunos han desempolvado también algunas profecías que intentan hacer circular como verdades absolutas. Así, han rescatado las predicciones de Alexandre Deulofeu, político y filósofo autor de ‘La matemática de la historia’, que en 1930 vaticinaba que “entre el 2015 y el 2020, el Principado de Cataluña se independizará de España, fruto de una coyuntura europea, una situación económica pésima y una mayoría social clara”. Afirmaba el matemático que “la monarquía española marchará escopeteada, abdicará o morirá antes del primer trimestre del 2018 (…) El imperio español, que vive inmerso en un periodo de decadencia, agonizará hasta su liquidación total y por siempre jamás en el año 2029, año en el que los Països Catalans tendrán por primera vez una unidad política y un papel muy destacado en una nueva Europa (…) Veremos nacer un nuevo orden mundial liderado por alemanes y catalanes”. En lo que respecta al fin de la Monarquía, de momento, ha fallado, puesto que Felipe VI no ha salido todavía ‘escopeteado’ y ya hemos entrado en el tercer trimestre de 2018.

 

El eurodiputado Ramon Tremosa es uno de los aficionados a difundir bulos por internet sin rubor

 

Algunos ya se están relamiendo. El sociólogo Salvador Cardús, exmiembro del Consejo Nacional para la Transición Nacional y uno de los 'popes' del independentismo, ha asegurado que la independencia de Cataluña llegará “entre este año y la mitad del que viene”, afirmación compartida con el profesor Ramón Cotarelo. Varios internautas confirmaban la noticia de la pronta plasmación de la República. “No puedo decir mis fuentes por seguridad, pero es bien cierto lo que se dice”, argumentaba uno. Y otra terciaba: “Ha estado haciendo unas llamadas y yo también lo puedo confirmar”… Académicos serios arrastrados por los rápidos de una propaganda descontrolada y tergiversadora.


El eurodiputado Ramon Tremosa es uno de los aficionados a difundir bulos por internet sin rubor. Desde repartir dossieres donde vinculaba al eurodiputado de Ciudadanos Javier Nart con el terrorismo hasta propagar supuestas fotografías de cargas policiales en Cataluña cuando eran de manifestaciones de otros países. También publicó fotos de concentraciones para festejar victorias deportivas como si fuesen manifestaciones de protesta contra el Gobierno español. Todo un artista de la ‘propaganda sucia’, vaya.

 

Una de sus legendarias excentricidades fue engañar al exprimer ministro de Bélgica Elio di Lupo para hacerse una foto y difundir luego la imagen afirmando que el mandatario belga apoyaba la independencia de Cataluña. “Un eurodiputado español se acercó a mí ayer por la noche para hablar. Quiso hacerse una foto conmigo. La está utilizando con fines políticos españoles. Por si fuera necesario, reafirmo mi total oposición a la actitud de Puigdemont”. Más claro, el agua y grandísimo ‘zasca’ a Tremosa, el ‘cocinero’ de los ‘fakes’ europeos.

 

La estelada, prohibida

 

Otra es la sempiterna Empar Moliner, con en la radio pública, que anunció: “Han prohibido las esteladas. Es un poco bestia esto del Reino de España, ¿no?”. Otro fake (curiosamente, retuiteado por el mencionado Cardús) desde la red pública de medios de comunicación: lo que hubo fue una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña que prohíbe poner la bandera estelada en lugares públicos o en edificios oficiales. Lógico, teniendo en cuenta que no es una enseña oficial. O sea, que es una bandera de partido, que en realidad no ha sido prohibida. Algunas veces, mentir sale caro, aunque en esta ocasión es por el sueldo de al falseadora.

 

Los fakes se han concentrado en lo que los ultras independentistas consideran ‘enemigos’ de Cataluña. Por ejemplo, Inés Arrimadas, la líder de Ciudadanos, que no sólo es diariamente insultada, vejada y considerada no catalana, sino que han puesto en circulación informaciones sobre su padre, a quien tachan de “torturador franquista” por el hecho de haber sido policía (de hecho, era de la policía científica, o sea, del CSI, por lo que difícilmente podía torturar a nadie). Las noticias de mal gusto y retorcidas hasta la extenuación circulan por los foros ‘indepes’ a velocidad de vértigo. Y otro tanto ocurro con el juez Pablo Llarena, contra quien se vierten duras acusaciones. “Llarena niega el holocausto y su padre es uno de los magistrados que negó la extradición a Bélgica del nazi asesino León Degrelle. No estaría de más que llegase esto a la población alemana”, contaba un perfil de Facebook justo en el momento en que se esperaba la decisión del tribunal alemán sobre a extradición de Puigdemont..

 

Con el incidente ocurrido en Vic se puso en marcha una campaña ideológica para criminalizar a los constitucionalistas

 

Las redes sociales repicaban también con fruición un texto atribuido al exdiputado de la CUP Quim Arrufat que señalaba: “Llamadme conspiranoico, pero en todo esto de la violencia de ultraderecha hay en marcha una operación de Estado para barrernos como pueblo organizado”.

 

Con el incidente ocurrido el pasado fin de semana en Vic, donde un coche irrumpió en la plaza Major derribando algunas de las 2.500 cruces amarillas que los independentistas habían plantado se puso en marcha una campaña ideológica para criminalizar a los constitucionalistas. El mensaje más extendido era que “fascistas españoles” casi mataron a los niños que estaban jugando. Pero en la plaza no había niños. Pero el autor del episodio no fueron “fascistas españoles”, sino un vecino de Vic con problemas mentales. Uno de los medios fabricantes de fakes, ‘Noticias de Catalunya’, fue más allá y calificó el hecho de “atentado terrorista”.

 

Pedro Sánchez liquida la Monarquía

 

Este medio es uno de los instrumentos que los independentistas han hecho servir los últimos meses para mentir e insultar impunemente. Sus impulsores se mantienen en la sombra y sólo figura como contacto una empresa de Manacor dedicada a elaborar y poner en marcha páginas web. “El Tribunal Supremo mantiene secuestrados a nueve catalanes sin tan siquiera pedir rescate”, titulaba este viernes después de que los jueces denegasen otra vez la libertad de los políticos presos. Otra de las noticias identificaba a un militante de Ciudadanos como uno de los ultraderechistas que el pasado martes por la noche asaltaron un casal de los CDR en Nou Barris, uno de los distritos de Barcelona. En esa noticia afirmaban con contundencia que Cs “está alimentando la bestia de los Comandos Arrimadas, que atacan casi a diario establecimientos, gente mayor, destrozan mobiliario urbano, insultan y atemorizan a catalanes”. Más que exageración, es mentira pura para consumo de grupos intelectualmente endogámicos.

 

Cataladigital es otro de los instrumentos utilizados por el mundo independentista para lanzar noticias dudosas. Una de las últimas asegura que el BCE seguirá comprando “30.000 millones mensuales” de deuda española hasta el 30 de septiembre. A partir de entonces, comprará 15.000 millones mensuales hasta diciembre y luego las compras cesarán. Asegura este medio que Pedro Sánchez, por orden de Merkel, estaría dispuesto, tras las próximas elecciones, “a la reforma constitucional y la desaparición de la Monarquía”. Y añade: “Cataluña y Puigdemont saben que o aceleran el proceso en estos meses o un previsible rescate hará casi imposible la independencia. Los dirigentes españoles también saben que, con el conflicto de Cataluña activo y en ebullición, el rescate no es viable y se retrasará”.

 

Una página web en francés, inglés y alemán con el nombre de cataloniaalert, también se destina a plasmar “los números de la represión española”

 

Este medio especula también con una intervención de Rusia para evitar que se conecten los gasoductos. “Los conflictos comerciales y económicos entre potencias favorecen que Cataluña sea una pieza valiosa para Rusia y especialmente para frenar el gasoducto argelino que transita por Cataluña. Es muy probable que Puigdemont muestre en breve el peso internacional en una visita sorpresa a un Estado”. Y ahí se le corta la inspiración a la autora del artículo.

 

Más bilis destila xcatalunya.cat, otra web dedicada a disparar contra todo lo que no sea independentista. “Urgente: España se hunde con el Campechano [el Rey emérito] con pie y medio en la cárcel”, titulaba este viernes una de sus noticia. Y otra: “Serrat insulta a los catalanes haciéndose amigo de esta líder de la españolada”, refiriéndose al apoyo que el cantautor ha dado, como otros muchos artistas, a Inés Arrimadas, condenando los insultos y las campañas ofensivas en su contra. En otras palabras: un auténtico esperpento.

 

Una página web en francés, inglés y alemán abierta el pasado 12 de julio, con el nombre de cataloniaalert, también se destina a plasmar “los números de la represión española”: 1.000 heridos el 1 de octubre; 13 encarcelados, 9 ‘exiliados’, 712 alcaldes ‘perseguidos’, 178 ciudadanos ‘perseguidos’ y 259 ‘trabajadores cesados’. Esta página recauda dinero “para fortalecer la solidaridad internacional con la causa catalana”. En los correos enviados para su promoción, alertan: “Tened la imagen [de la web] impresa colgada en un lugar visible, provocad que la gente os pregunte sobre estos números” y “tened en la cabeza estos números y explicadlos siempre que tengáis oportunidad”. Para echar a correr.

 

FUENTE: EL CONFIDENCIAL


Enviado el: 30 de Julio de 2018 a las 12:15:43 (244 Lecturas)


Puedes consultar esta misma pagina en: Español

Comentarios: