Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y poder obtener estadísticas de uso. Al continuar con tu navegación significa que das tu consentimiento a nuestra política de cookies.

Continuar
LA IZQUIERDA VUELVE A GANAR POR 1 CONCEJAL EN VALENCIA CAPITAL
LA IZQUIERDA VUELVE A GANAR POR 1 CONCEJAL EN VALENCIA CAPITAL
LA IZQUIERDA VUELVE A GANAR POR 1 CONCEJAL EN VALENCIA CAPITAL

 

Compromís gana 1 escano. El PP pierde los 2 con los que entra Vox, pero sigue por delante del PSOE. Los socialistas se llevan 2 de los 3 que cede Podemos, que desaparece. Y Ciudadanos gana votos pero no escanos.

 

Va a haber tiempo para sacar conclusiones más sesudas. Pero de entrada Compromís no sólo gana por primera vez en la ciudad de Valencia sino que mejora en 1 escaño sus resultados de 2015. Tiene mucho mérito porque la tendencia en el conjunto de esta serie de convocatorias electorales no le ha sido especialmente favorable: perdió 3 de 4 escamos en el Congreso, 2 en Les Corts, y ahora su único eurodiputado. Y en muchos municipios de la Comunidad se ha visto superado por un PSOE en alza.

 

Por eso seguramente Mónica Oltra -que ahora empezará en serio la negociación global con Ximo Puig- saltaba y lloraba de alegría en público como si ella fuera a ser la alcaldesa o como si siguiera de celebración por la Copa del Valencia. Asterisco: chocaba ver en el escenario, con todos los demás dirigentes de Compromís, a Jordi Sebastià delante de una Senyera oficial agitada por sus compañeros de coalición.


El resultado de Compromís en Valencia ciudad le va a permitir reeditar el pacto de La Nau con sus socios del PSOE siendo el incontestable líder del grupo. Y lo va a poder hacer a pesar de que Unidas Podemos arrastra fuera del consistorio el histórico 4 y pico por ciento que lastraba a la izquierda en los tiempos en que EU se quedaba fuera de las instituciones con esos márgenes y privaba de gobiernos a la izquierda valenciana.

 

Tampoco ha sido un inconveniente para la revalidación del gobierno de izquierda la abstención, que ha crecido en 6 puntos respecto de 2015, con una participación de apenas el 66%, y con menos voto en blanco o nulo que en las anteriores municipales.

 

No ha habido sorpasso por tanto de Sandra Gómez a Joan Ribó. La candidata del PSOE no ha rentabilizado suficientemente ni las siglas ni el efecto Pedro Sánchez, aunque ha mejorado los resultados de Joan Calabuig en 2015 en 2 puntos. En palabras de Mercedes Caballero, secretaria general provincial, “yo lo que tengo que defender es el aumento”.

 

Además, a Gómez le ha ganado también María José Catalá, la candidata popular que sólo ha cedido 2 escaños respecto de los obtenidos por Rita Barberá (las encuestas le daban peores resultados y en sus cuarteles generales no imperaba precisamente el optimismo). Y ello, a pesar de la marca a la que representa, que vive horas bajas en toda España, y de que empezó la carrera electoral relativamente tarde.

 

Esos 2 escaños son casualmente los mismos en número con los que entra Vox al consistorio. Ciudadanos, con Fernando Giner al frente, revalida sus 6 concejales ganando 4.000 votos. En palabras de Giner, “hemos estado muy cerca de formar un gobierno del cambio pero nos han fallado otros”. Y ciertamente, tras el ganador, ha habido tres partidos (PP, PSOE y Cs) en el entorno del 17-21% de los votos, que es el terreno en el que se ha acabado jugando este partido.

 

En resumen: Compromís 10 escaños con el 27% (+4) de los votos; PP 8 concejales con el 21% (-4); PSOE 7, con el 19% (+5); Ciudadanos 6 con el 17% (+2); y Vox 2 concejales con el 7% de los sufragios.

 

 


Enviado el: 28 de Mayo de 2019 a las 05:49:42 (872 Lecturas)


Puedes consultar esta misma pagina en: Español

Comentarios: