El PSOE volvió ayer a dar con la puerta en las narices a sus rivales populares en lo que atañe a la cuestión hídrica se refiere, centro de polémica de forma especial en las últimas semanas. La causa, el trasvase de agua del Ebro a Barcelona dada la situación de acuciante sequía en estas tierras. La Junta de Portavoces del Congreso, dominada por el PSOE, rechazó ayer la solicitud del PP para que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero compareciera en la Cámara Baja el 30 de abril para explicar la ‘conducción’ -trasvase- a Barcelona. El portavoz del grupo socialista, José Antonio Alonso, explicó que la negativa se aplicó “por sentido común”, ya que, según señaló, los populares plantearon en la reunión de ayer la comparecencia para la semana que viene, sin dar tiempo siquiera a que se estudiara. En este sentido, Alonso advirtió de que el PSOE se seguirá oponiendo a este tipo de “peticiones sorpresivas” de cara al futuro. Por su parte, la portavoz del PP en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, tachó de “incomprensible” que el presidente del Gobierno no aclare lo que supone “una rectificación radical” de su política del agua. De esta manera, la parlamentaria popular aludía al cambio de rumbo de Zapatero, quien ha venido proclamando a los cuatro vientos en los últimos años que no iba a trasvasar agua del Ebro. “Zapatero empieza mal”, apostilló la portavoz del grupo popular, quien ve “lógico”, además, que puedan producirse manifestaciones de protesta sobre este polémico trasvase.

fuente urbanocio.com
http://www.urbanocio.com/noticias/Za...20trasvase.htm