http://www.valenciahui.com/opinion/b...conocido_en_ma


A González Pons ya le han conocido en Madrid
28.05.08 | 02:15. Archivado en Columnas

González Pons que anda buscando que le toque ‘acoloco’ en la pedrea del PP de Madrid, se ha erigido en defensor de lo indefendible, Mariano Rajoy, en la guerra abierta y de fuego cruzado que están manteniendo los populares, que llevan camino de acabar como los de UCD.

En su carrera por hacer méritos, González Pons le ha dicho a Aznar que se calle, como si fuera el Rey a Chávez, porque el ex presidente ha terciado en la batalla y no precisamente a favor de Rajoy.

El ex vicepresidente Álvarez Cascos, a su vez, ha salido en defensa de Aznar y le ha espetado a González Pons, que no es admisible que censure al ex presidente y bloquee su derecho a opinar, que estamos en un país donde la Constitución consagra la libertad de expresión.

Lo de González Pons en Valencia, donde desde su época de portavoz el PP tiene casi todos los medios de comunicación atados y bien atados a golpe de talonarios de dinero público, fue un paseo militar en materia periodística, a pesar de que nos vendió vivos a los valencianos al negociarnos e imponernos con Jordi Pujol la catalanista Academia Valenciana de la Lengua.

La táctica de Pons con la canallesca era la del encantador de serpientes, más cuatro comidas, tres cenas, ocho SMS, tres caídas de ojos y dos carantoñas, con lo que lo daba todo por requete controlado.

Ahora en Madrid lo tiene más difícil, porque allí la cosa no funciona con el compra-compra y el ‘darme argo’ de provincias. No tienen el monedero ni el dinero suficiente para hacerlo.

Además, en Madrid hay unos cuantos de este sector que no se dejan engatusar y son los que le están dedicando a diario los mensajes de los que se hace acreedor.

Está recibiendo González Pons más tortas que un novicio pardillo, no porque el hombre sea un dechado de virtudes frailunas, sino por ser un maestro en el arte del escamoteo, del driblaje y de la manipulación.

No han tenido, políticos y periodistas de la Villa y Corte, que esperar a la tercera bobez que ha dicho y se las ha llevado hasta en el carné de identidad. La primera y más sonada fue su desvergonzada frase, en plena crisis, de que “el PP estará donde esté María San Gil”.

González Pons se ha apuntado al entierro político de Rajoy, sin que nadie le diera vela en el entierro.


Baltasar Bueno