Caos y cochambre en Les Corts
14.06.08 | valeciahui
Mucho me temo que el Plan Especial de Ampliación de Les Corts Valencianes va a ser más de lo mismo, levantar cajas de zapato sin gusto y olvidarse del entorno, que está hecho un estercolero.
Un simple paseo a pie por el entorno del edificio donde se encuentra la sede de Les Corts Valencianes nos ofrece una visión urbanística caótica y cochambrosa, ante la que los diputados, preocupados por arreglarse sueldazos y dobles pensiones, ni se inmutan.
No les hiere la sensibilidad ver cómo se está cayendo de pena el campanario y templo de San Lorenzo, regentado por los Padres Franciscanos, que lo tienen justo enfrente de la puerta principal de Les Corts.
Como tampoco les da vergüenza ver a diario el estado de ruina en que se encuentra la Iglesia del Salvador, una de las más antiguas de Valencia, que la tienen en la parte posterior, hasta con árboles en sus tejados.
El área donde está el palacio de Les Corts está situada entre el Foro y el Puerto Romano de Valencia, por lo que bajo estos edificios y solares, a poco que se escarbe, aparecerá de todo.
Todo pinta que aquí no se va a hilar tan fino como cuando se trata de algún particular que quiere restaurar un inmueble o construir un edificio de nueva planta en el centro histórico, que le obligan a hacer excavaciones arqueológicas y, si es preciso, o los hallazgos son de importancia, le paralizan totalmente la obra durante años.
De momento, dos edificios catalogados de la calle del Salvador van a ser descatalogados para que Sus señorías hagan con él lo que les plazca, de momento dicen que sólo dejarán las fachadas, en vez de restaurarlos ellos que pueden por presupuestos, y montarán allí dos cajas de zapatos de mal gusto, para que todos puedan tener lujosas estancias donde esparcirse los pocos ratos que se pasan por el trabajo.
La multimillonaria cafetería restaurante de mármol que se han montado, capricho parlamentario, sigue sin ser estrenada, porque no encuentran quien la lleve, porque han puesto unos precios tan políticamente bajos, que con lo que saque el concesionario no tendrá ni para pagar el recibo de la luz.
Les Corts derrochan el dinero en regalos y frivolidades, también en discriminar a medios de comunicación que no se arrodillan ante el PP, y en obras de dudosa utilidad.
Y ahora todo apunta a que lo van a gastar probablemente atropellando las más elementales normas de la estética, urbanismo y arquitectura. Ojo al parche.

http://www.valenciahui.com/opinion/b...e_en_les_corts

QUE BO ES ESTE HOME PERFAVOR E UN GRAN