NO VOS ADJUNTE LA PAGINA PERQUE ES DEL LEVANTE I ESTA PLAGAT DE ENLLAÇOS.CAT
¿ SERA MILLOR L'INMIGRACIO QU'EL TURISME ?

Los británicos se lo piensan
El flujo de llegada de ciudadanos del Reino Unido se ha reducido a la mitad en dos años.


Rafel Montaner, Valencia
La colonia británica, por primera vez en los ocho años que llevamos de siglo XXI, puede tener los días contados como el principal grupo de ciudadanos extranjeros que reside en la Comunitat Valenciana. El flujo de nacionales del Reino Unido que se han afincado en tierras valencianas, la mayoría de ellos jubilados que buscan un retiro dorado en las soleadas comarcas alicantinas, casi se ha reducido a la mitad en dos años.
La tasa de crecimiento interanual de este grupo nacional, que representa a uno de cada seis extranjeros empadronados en la Comunitat, ha pasado del 21,6% durante 2005 al 11% registrado durante 2007, un crecimiento que, a su vez, es tres veces inferior al 36,5% que se dio durante 2004. En cifras absolutas, durante el año pasado llegaron a nuestras tierras 13.405 hijos de la Gran Bretaña, unos 10.000 menos que en 2004.
Las razones de esta ralentización de la emigración británica hacia la Comunitat estan relacionadas con la repercusión en el Reino Unido de las denuncias de sus residentessobre la aplicación abusiva de las leyes urbanísticas valencianas, que han llegado hasta las instituciones europeas, así como el encarecimiento de la vida en España respecto a otros destinos del Mediterráneo.
Por contra, se ha disparado el crecimiento de la colonia rumana, el segundo grupo más importante de extranjeros afincados en la Comunitat desde que en 2005 desbancaron al colectivo ecuatoriano.
La migración de este grupo obedece a razones laborales, por lo que esta formado principalmente por personas en edad laboral afincadas en su mayoría en las provincias de Castelló y Valencia, que albergan, respectivamente, el 41 y el 36% de rumanos de la Comunitat. El año pasado se empadronaron en tierras valencianas, 32.102 nacionales de este país, más del doble de que durante 2005.
Si la emigración rumana, país que desde el 1 de enero del 2007 entró a formar parte de la Unión Europea, hacia tierras valencianas mantiene durante este 2008 el ritmo creciente de los tres últimos años superará en número a la británica, que desde 2004 crece cada vez menos. De hecho, el año pasado aumentó tres veces más deprisa que la británica: un 34% frente a un 11%.
De las otras cinco colonias más importantes a principios del nuevo siglo -ver cuadro-, únicamente la ecuatoriana y la argentina han entrado en regresión, mientras la alemana y colombiana se han estabilizado. Sólo la marroquí muestra una trayectoria claramente ascendente, pero a un ritmo menor que las dos primeras, a pesar de que en 2007 creció el doble que durante 2006.