Para el próximo curso de l'Escola d'Estudis Valencians que desarrolla la Real Acadèmia de Cultura Valenciana, con permiso de su Académico-Director José Vicente Gómez Bayarri, me he propuesto impartir el tema del título, reducido tan sólo a las llamadas “ficticias”, las que existieron en la ficción de algunas “novelas”, cuya acción se localiza en Valencia.

Estamos en tiempos de verano y un buen refresco cultural podría ser que ustedes vayan leyendo, con pausa y sin prisas, cómo preparo las futuras clases. Y antes que nada les ofrezco la bibliografía indispensable, que para no complicar reduzco a la única de Pasqual Más i Usó, que desde su tesis doctoral, 1991, nos ha llenado de sabiduría al respecto, insuperable, con diversas publicaciones mayores (libros) y menores (artículos concretos).

Por lo que respecta a Valencia, como hemos indicado en varios de estos espacios, las primeras manifestaciones académicas “parlaments i/o colacions” hay que buscarlas ya en el XV, con Jaume Roig, en ‘Spill o Llibre de les dones’; con Roïç de Corella en ‘Parlament o colacio que apres de sopar sdevench en casa de Berenguer Mercader entre alguns homens de stat de la Ciutat de Valencia, los quals ordenaren les historials poesies següents, ço es, casen la sua en son elegant estil’; y con Bernat Fenollar, en ‘Lo proces de les olives y disputa dels jovens y dels vells’, y ‘Lo somni’ de Johan Johan.


También en estos espacios nos hemos referido al éxito de la Academia de los Nocturnos, que al final del XVI, entre 1591 y 1594, en tres cursos consecutivos, sirvió de modelo a las academias “ordinarias” del XVII (estatutos de funcionamiento; jerarquización de cargos; elección de pseudónimos; reuniones regulares; tópicos literarios…).

Las Academias valencianas del XVII, para mejor entendernos, pueden conformar tres grupos diferenciados:

• Ordinarias: Academia de los Adorantes; Academia de los Montañeses; Academia de los Soles o Sol de las Academias; Academia del Parnaso; Academia del Alcázar; Academia de Nuestra Señora de los Desamparados-San José; Academia Matemática; Academia de Nuestra Señora de los Desamparados-San Javier; Academia de Valencia.

• Ocasionales: Academia de la Sapiencia; Academia de 1639; Academia de 1643; Academia de la Encarnación; Academia Pensil; Academia a los años de Carlos II; Academia en la noche de San Pedro; Academia al casamiento del Rey; Academia a la Condesa de Peñalba; Academia en casa de Martín Valonga; Academia a San Nicolás de Bari; Academia a las Señoras.

• Ficticias: “El Prado de Valencia”, de Gaspar Mercader; “El subtil cordobés Pedro de Urdemalas”, de Alonso Jerónimo de Salas Barbadillo; y “Huerta de Valencia, prosas y versos en las Academias de ella”, de Alonso de Castillo Solórzano.

La cifra total alcanza 24. La tarea didáctica aconseja entrar en “materia” al final, tras conocer una historia aproximada, que no es precisamente cronológica, en tanto que las tres ficticias se publican entre 1620 y 1628, con tan sólo tres por delante y todas las demás por detrás. Siguiendo el orden anterior de clasificación espero conseguir que se conozca el rico panorama académico valenciano del XVII, y entra de lleno, más holgadamente, en las ficticias, cuya localización temporal y espacial es buen ejemplo para entender la “sociedad valenciana” del primer cuarto del XVII.

http://www.valenciahui.com/opinion/o...ianas_del_xvii