Los americanos ya conocen el principal tesoro de la gastronomía valenciana. El reportaje ''Pure Paella", algo así como paella pura en la traducción al castellano, se emite en televisiones de EE. UU. Es uno de los documentales sobre gastronomía que la actriz Gwyneth Paltrow grabó en España para la cadena pública estadounidense PBS con el soporte del diario The New York Times.

Su especial ruta turística la llevó, además de Valencia, a visitar Andalucía (con parada obligada en la Alhambra), Galicia (le encantaron los berberechos y las anchoas, no es de extrañar, puesto que no come nada de carne desde hace 15 años), Cataluña y la Boqueria barcelonesa, las Baleares, donde degustó sus ensaimadas, o Castilla la Mancha, con Toledo a la cabeza, ciudad donde residió y de la que se enamoró la protagonista de Shakespeare in love.

La serie Spain... on the road again (España... otra vez en camino) se compone de 13 episodios que la PBS emitió a finales de 2008 (el documental lo presentó la propia Gwyneth en Nueva York en septiembre).

Otras televisiones públicas se han enganchado al tirón culinario de Paltrow. De hecho, la cadena Iowa Public Television tiene previsto emitir los reportajes en febrero. Los vecinos de este estado del centro-oeste de EE. UU. se sumergirán en la cultura valenciana los días 20 y 21 de febrero.

La etapa valenciana del documental trajo a Gwyneth a la Albufera, "el epicentro del arroz". La web del programa introduce este reportaje así: "Valencia viene del latín y significa 'fuerza' y 'vigor'. Una de sus mayores fuerzas es el arroz. El arroz bomba, maravillosos granos perlados de arroz, crece aquí y es ingrediente secreto no tan secreto de la paella. Gwyneth y Mario (Batali, chef estadounidense que acompañó a la actriz) aprendieron a hacer una paella con Manuelo (Manolo, patriarca de la familia propietaria de La Matandeta), un tranquilo anciano, sobre la madera ardiente de naranjo. La comieron con gusto y luego hicieron una visita a la increíble arquitectura de Calatrava en la capital de la región, también llamada Valencia".


Cultura gastronómica
Tan a gusto comieron la paella que la intérprete aseguró después "ahora entiendo por qué la paella es el plato más famoso del mundo". Y no sólo eso; la protagonista de Emma se interesó por cuestiones sobre si la paella se debe comer en el plato o directamente en el caldero, tal y como hicieron en La Matandeta. También hablaron de cuál es el punto exacto del arroz (todo un arte para los legos en la materia) y preguntó a los propietarios del restaurante, Rafa y María Dolores, qué opinaban de las paellas que se cocinaban en el mundo.

El tour por Valencia incluyó además de la visita a La Matandeta (Alfafar), una velada en Casa Montaña, en El Cabanyal, donde degustó sus variadas tapas: patatas bravas, pimientos, berberechos, calamares, revueltos de alga, naranjas e ibéricos, aunque de ellos dieron cuenta sus acompañantes. La actriz viajó junto la actriz española Claudia Bassols; el orondo, televisivo y pelirrojo chef estadounidense Mario Batali, y el columnista del New York Times Mark Bittman.

Entre los lugares recomendados por el programa se incluye el Parador de El Saler, el hotel Palau de la Mar, la fábrica de cerámica Lladró, la Albufera, la Ciudad de las Artes y, en general, la arquitectura de Calatrava (a quien definen como el "héroe local") y el Puerto America's Cup, sede de la última Copa América de vela, que consideran "los Oscar del mundo de la navegación".

La repercusión de estos reportajes puede ser enorme, no en vano la red de televisiones públicas americanas tienen una audiencia mensual de más de 130 millones de espectadores. Tal vez este año empiece a notarse su efecto en la llegada de turistas norteamericanos. Precisamente en junio se ponen en marcha los vuelos directos entre Nueva York y Valencia. La compañía, Delta Air Lines, prevé trasladar cada año a 50.000 personas entre los aeropuertos de Manises y JFK.


Vore articul original aci.