Profesores valencianos asesoran al líder venezolano, Morales y Correa

La revolución de Chávez nace en Valencia

Roberto Viciano ha dado forma a las constituciones revolucionarias
Su influencia causa temor en medios norteamericanos
El próximo objetivo es ayudar a Paraguay a elaborar su Carta Magna

lguien podría decir que los vientos revolucionarios que soplan en América Latina vienen de levante, y no iría muy desencaminado. En las tres últimas reformas constitucionales de América Latina ha tenido una vital importancia el asesoramiento político de un grupo de docentes españoles liderado por el profesor de Derecho Constitucional de la Universitat de València, Roberto Viciano.

No es el único valenciano que participa puesto que otro profesor, Rubén Martínez, también está inmerso en esta tarea de consejero político de importantes gobiernos de la zona.

Su equipo, compuesto por responsables de otras universidades como la Complutense, la de Sevilla o la de Zaragoza, está detrás de los cambios revolucionarios en las Constituciones de Latinoamérica. Así, han participado en la reformas de las cartas magnas de Bolivia, Ecuador y Venezuela aconsejando a las asambleas constituyentes sobre las bondades de sus articulados.

Además, Viciano se ha convertido en uno de las voces más autorizadas para asesorar de presidentes como el venezolano Hugo Chávez (que acaba de ganar, está vez sí, su referéndum para reformar la Constitución), pero también al bolivariano Evo Morales o al ecuatoriano Rafael Correa.

Eco en Washington
Su labor es tal que el prestigioso periódico norteamericano The Washington Post le dedicó en su edición del martes un artículo en el que se destacaba la influencia del grupo de profesores comandados por Viciano en la elaboración de las nuevas constituciones donde, a juicio de los americanos, "se están despertando las tensiones de clase domésticas y se están dañando las relaciones con el gobierno de los Estados Unidos".

Asimismo, el diario destaca que la asistencia de Viciano "está generando un especial interés a lo largo de América Latina". Una muestra de que el trabajo de los estudiosos españoles, y sobre todo, sus efectos está causando cierto temor en la prensa del país que preside Barack Obama.

El profesor de Derecho Constitucional y Ciencia Política de la Facultad de Derecho, Rubén Martínez, que colabora en el equipo de Viciano, explica, sin entrar en polémicas, que llevan años trabajando en Latinoamérica asesorando los cambios constitucionales y todas aquellas tareas para los que les solicitan información.

Fundación CEPS
Eso sí, se desmarcan de la última reforma de Venezuela que permitirá a Chávez perpetuarse en el poder alegando que era una simple modificación mínima de artículos para la que no era necesaria asesoría legal alguna.

El grupo de profesores se articula en torno a la Fundación CEPS (Centro de Estudios Políticos y Sociales) que se presenta como "un lugar de encuentro de un amplio grupo de profesionales, profesores e investigadores de varias universidades españolas, que pretenden contribuir con la aplicación práctica de su trabajo intelectual a la transformación de la sociedad en una realidad más justa, democrática y solidaria".

Los docentes valencianos tratan de concentrar sus clases en determinados periodos del año para poder tener tiempo de viajar, con permiso de la Universitat, a los países que les reclaman. Pese a ello, como confirmaron fuentes del Departamento, los dos docentes suelen dar clases todos los años.

El próximo proyecto es intentar ser los consultores elegidos para conducir los cambios constitucionales que se esperan en Paraguay. Ahí volverán a apostar por una revisión de los textos articulándolos con el mismo cariz revolucionario que han tomado sus documentos predecesores.

http://www.elmundo.es/elmundo/2009/0...234943301.html