El diario 'EL MUNDO" dice que la lengua de Cervantes ha encontrado su paradoja más retorcida en un colegio público de San Antonio de Portmany, en Ibiza, bautizado con el apellido del autor de El Quijote. El rotativo subraya que el niño cuya solicitud fue rechazada por la ‘Conselleria’ de Educación de Baleares y por un colegio de Ibiza dice que exactamente "es la lengua en la que mejor expreso mis ideas. Cuando le contó a una profesora que en su casa se hablaba castellano, ella contestó: "Qué vergüenza, que un ibicenco hable en español con sus hijos".
Es más, el rotativo ha averiguado que en un examen de la asignatura de Medio Ambiente, la profesora le penalizó con 0,35 puntos porescribir la fecha de la prueba en castellano. En definitiva, el centro denegó la semana pasada a este alumno su petición de poderse examinar utilizando el castellano. El caso supone un ejemplo más de la reacción de los ciudadanos de Baleares, donde el castellano comparte oficialidad con el catalán, ante la política lingüística del Gobierno autonómico.
ir a la noticia