Preparan una nueva normativa más restrictiva
La Generalitat trabaja en una normativa por la que se renueve la obligación de usar la lengua catalana en los contratos públicos. El Ejecutivo catalán insiste en aplicar las llamadas "cláusulas lingüísticas" en las que el uso del idioma no es sólo requisito en las relaciones entre las empresas y la administración, sino que su incumplimiento puede ser motivo de rescisión de contrato. La Junta Consultiva de Contratación Administrativa, dependiente de la Consejería de Economía, estudiará la recomendación 2/2005, de incluir en los contratos públicoas ciertas cláusulas para fomentar el catalán, y adaptarla a la Ley estatal de Contratos del Sector Público aprobada en octubre de 2007
leer noticia entera