http://www.lasprovincias.es/valencia...-20090707.html

Alinghi puede haber descartado definitivamente a Valencia para la 33 Copa América, la que le enfrentará al BMW Oracle a partir del 8 de febrero en los catamaranes al mejor de tres regatas.

Y la decisión del equipo suizo (que será pública el 6 de agosto) se basa exclusivamente en razones climatológicas. Valencia no reúne en fechas invernales las condiciones que el sindicato suizo quiere para sacar el máximo rendimiento al catamarán que presentó el pasado sábado. No tiene ninguna duda el defensor que logísticamente la marina es el mejor sitio para celebrar esta competición ya que tienen su base y, además, toda la infraestructura para recibir al público (Dársena) y a los invitados (Veles e Vents).

Todos los expertos que han visto el barco coinciden en una cosa: se trata de un barco muy rápido con muy poco viento y con ciertas complicaciones de maniobra. Por tanto, lo que ahora mismo busca el defensor de la Copa es un lugar en el hemisferio norte que le garantice dos cosas: poco y estable viento. Es decir, que a la hora que se vaya a disputar la competición no hayan más de ocho o nueve nudos de viento y que esa intensidad se mantenga firme.

Esas condiciones no se dan en Valencia que muestra en el invierno unos parámetros de viento muy inestables, según los estudios que tiene Alinghi.
Ernesto Bertarelli tiene que decidir en los próximos días, si es que no lo ha hecho ya, dónde se va a disputar la 33 Copa América. En Oracle dan por descartado Valencia y se temen que un país árabe pueda ser el destino final de la regata. Allí hay condiciones de viento flojas en esa época del año, un mar calmado, hay buenas infraestructuras y también, aunque no es la condición principal, hay potencial económico para dar a los dos equipos las infraestructuras necesarias para el montaje de las bases de los grandes catamaranes que ambos están terminando de construir en Suiza y en Estados Unidos.

Aunque también en Alinghi se estudian otras localizaciones más cercanas como podría ser algún lugar de la costa de Turquía.

Los suizos dejaron ver el sábado su velero y ayer, como se aprecia en la foto, se delataba aún más el Alinghi 5, ese es su nombre, con el bauprés ya colocado pasando por delante de los dos patines con lo que la eslora del prototipo será superior a los 90 pies del que presentará el BMW Oracle.

Los suizos harán mañana la maniobra de levantar el velero de la base de construcción y, con la ayuda de un helicóptero, depositar el prototipo en el agua del Lago Leman. En ese momento montarán el palo (se cree que puede medir más de 50 metros de alto) y comenzarán a navegar.

Por su parte, el Oracle ultima en San Diego la construcción de su nueva embarcación que debe ser muy similar a la que ahora ha dejado ver Alinghi. Los americanos confían en estar navegando ya en las próximas semanas en aguas de la ciudad californiana.