El 54% de las empresas estadounidenses que operan en España son pesimistas con su futuro económico



MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

El 54% de las empresas de capital estadounidense que operan en España se declaran abiertamente "pesimistas" y con unas perspectivas "desfavorables" sobre su futuro económico en el país, según el "Barómetro de las Empresas Estadounidenses en España, perspectivas para el año 2009" elaborado por la Cámara de Comercio Americana en España y Esade.

El 21% de las empresas encuestadas se encuentran "insatisfechas" con su situación actual, frente a los porcentajes del 7% y el 8%, registrados en 2007 y 2008, respectivamente. El 44% de los inversores estadounidenses se mostraron "satisfechos", mientras que en 2007 y 2008 los porcentajes de satisfacción fueron del 78% y el 81%, respectivamente.

Los sectores más insatisfechos con los resultados que están obteniendo durante este año fueron la automoción, donde el 100% de las respuestas fueron negativas; la industria química -excepto la farmacéutica- con el 88% de respuestas pesimistas; y la metalurgia básica, con el 71% de opiniones desfavorables.

En cuanto a las expectativas futuras, las empresas que se ven menos afectadas por un futuro pesimista son la producción farmacéutica y de materiales médicos, con un 50% de opiniones favorables; la distribución comercial, mayorista y minorista, con un 44% de respuestas positivas, y los servicios avanzados a las empresas, con un 41% favorable.

El 34% de las empresas encuestadas aseguran que podrán mantener su plan de inversiones previsto para sus divisiones españolas en 2009, un 32% prevé revisar sus planes a la baja, y un 21% afirma que no realizarán nuevas inversiones. Un 13% asegura que mantendrá sus planes de inversión.

Respecto a los despidos, el 35% de las empresas informa de que ya han llevado a cabo una reducción o contracción de las plantillas de trabajadores y el 52% de los encuestados manifiesta que en sus sectores ha habido ya una significativa destrucción de empleo. Sólo el 22% asegura que ha crecido el empleo en su empresa.

Las previsiones empresariales sobre la ocupación laboral son más pesimistas que en 2008, en el un 15% preveía una reducción de trabajadores, mientras que este año, el 38% considera que habrá despidos.