Tras la jugada que le hicieron vendiendo cortosen Astroc y hundiendo lacotización de la empresa, el valenciano E.Bañuelos, vuelve de sus cenizas como el fenix y crea uno de los grandes grupos inmobiliarios de Brasil.




Bañuelos, un paso más cerca de la creación de su imperio empresarial en Brasil

Agra, empresa brasileña del español Enrique Bañuelos, símbolo de la especulación inmobiliaria, se ha hecho definitivamente con el control de la constructora sudamericana Kablin Segall. Los directivos de Agra han llegado a un acuerdo con los acreedores de Kablin para hacerse con el 57,8% de la compañía, por el cual Fernando Alburquerque, uno de los socios de Agra, asumirá a partir de hoy la presidencia de la constructora.



En abril se dio a conocer que la empresa de Bañuelos, conocido por fundar Astroc (actual Afirma), se haría con el 58% de Kablin, que atraviesa por dificultades financieras, por 110 millones de reales (38 millones de euros). Además, Agra acordó asumir la deuda de la constructora. Es un paso más del empresario valenciano para crear un holding en Brasil, que estará formado por Veremonte, sociedad de inversión de Bañuelos, y Agra, y conseguir incrementar su fortuna gracias a las posibilidades que ofrece el mercado emergente sudamericano.



En febrero Bañuelos había hecho su primer movimiento, al adquirir la constructora Abyara por 150 millones de euros. Las acciones de la brasileña se dispararon más de un 100% en los tres meses siguientes. Desde diciembre, tal y como informó El Confidencial, el empresario español estaba en conversaciones con al menos seis empresas del sector inmobiliario en Brasil.



Bañuelos ha trasladado el modelo de negocio que llevó a cabo con Astroc a Brasil. Astroc salió a bolsa en mayo de 2006 y llevó a cabo un impresionante ascenso que le llevó a multiplicar su valor por más de diez veces. El empresario valenciano se hizo multimillonario y entró en el selecto club de los más ricos de Forbes, con una fortuna estimada que superaba los 7.000 millones. Pero a partir de febrero de 2007 Astroc emprendió una caída igual de meteórica y los títulos de la inmobiliaria se hundieron más de un 95%. Para cuando la crisis inmobiliaria estalló, Bañuelos ya había reducido de forma considerable su participación en Astroc y la familia Nozaleda había asumido parte de la deuda.



Bañuelos conserva, pese a la crisis, una fortuna de unos 1.000 millones, que le permite seguir estando en la lista Forbes y con las adquisiciones que está llevando a cabo en Brasil su grupo se posiciona como uno de los mayores del mercado de ese país.

http://www.cotizalia.com/cache/2009/...al_brasil.html

Me hacen gracias algunas cosas.

Si es un empresario valenciano lider en su sector , es simbolo de especulación.

Si es catalán, del PSOE o más a la izquierda, es un prototipo de empresario moderno.