Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_hook.php on line 38

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_hook.php on line 39

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_hook.php on line 41

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_hook.php on line 42

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_hook.php on line 43

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_seo.php on line 120

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_seo.php on line 120

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_seo.php on line 120

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_seo.php on line 120

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_seo.php on line 120

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_seo.php on line 120

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_seo.php on line 120

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_hook.php on line 38

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_hook.php on line 39

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_hook.php on line 41

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_hook.php on line 42

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_hook.php on line 43

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_seo.php on line 120

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_seo.php on line 120

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_seo.php on line 120

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_seo.php on line 120

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_seo.php on line 120

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_seo.php on line 120

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_seo.php on line 120

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_hook.php on line 38

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_hook.php on line 39

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_hook.php on line 41

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_hook.php on line 42

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_hook.php on line 43

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_seo.php on line 120

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_seo.php on line 120

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_seo.php on line 120

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_seo.php on line 120

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_seo.php on line 120

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_seo.php on line 120

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_seo.php on line 120
Con la estigmatización empieza la limpieza etnica en Cat

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y poder obtener estadísticas de uso. Al continuar con tu navegación significa que das tu consentimiento a nuestra política de cookies.

Continuar
Resultados 1 al 3 de 3

Tema: Con la estigmatización empieza la limpieza etnica en Cat

  1. #1
    Moderador Global
    Fecha de ingreso
    16 mar, 06
    Ubicación
    Un lugar en la tierra
    Mensajes
    10,778

    Con la estigmatización empieza la limpieza etnica en Cat

    El ejército de ocupación, por Jordi Pujol

    Actualizado el 10/9/2009 - 08:00h

    La idea de Cataluña ocupada militarnente no es nueva, ni privativa de ERC o los independentistas. Ha recurrido ha ella, Jordi Pujol, como demuestra el artículo 'El Ejército de ocupación', publicado en Construir Cataluña en 1966.

    El texto apareció ciclostilado en su momento. Pero en su edición impresa, publicado en 1979 fue suprimido.

    Este es el artículo íntegro de Pujol, tal como recoge Francisco Caja en su libro La raza catalana. El núcleo doctrinal de catalanismo, que publicará Ediciones Encuentro en breve

    EL EJERCITO DE OCUPACION

    Es muy conveniente que las cosas se digan por su nombre. Que los conceptos sean claros. Que se vean las cosas tal como son, y no como el hábito y el camuflaje o el cansancio las hacen ver.

    Concretamente, es del todo necesario que 150 o 200 mil hombres que viven en Cataluña sean considerados como lo que son en realidad: como ejército de ocupación.


    En Cataluña existe un ejército de ocupación. En Cataluña hay ocupantes. <b<Hay miles y miles de hombres que son ocupantes. Los unos lo son por mor de la función que tienen asignada. Otros por mentalidad.[/b]

    No vale la pena hablar de los primeros, de los ocupantes de oficio. No vale la pena, por ejemplo, hablar de la policía: aquí todo está claro y además representa poco. Más grave es en cambio el hecho del ocupante por mentalidad, por vocación. Esta segunda clase de hombres es mucho más numerosa y mucho más peligrosa.

    Empieza a tener aceptación una definición según la que es catalán todo hombre que vive y trabaja en Cataluña y que se siente afectivamente vinculado a ella. Catalán es por tanto, el hombre llegado de fuera, que no habla nuestra lengua, pero que va aceptando Cataluña a medida que se le hace presente, y que si bien él tal vez no podrá cambiar, ve con buenos ojos que sus hijos se adapten plenamente a la nueva tierra -a la nueva tierra que le ha representado, y es consciente de ello y lo agradece, una promoción humana real. Catalanes son el 85 o el 90 por ciento de los inmigrados, incluso algunos ocupantes de oficio. (En el fondo de más de un guardia civil, ¿qué hay sino un hombre de pueblo que no aspira a otra cosa que a hacer de sus hijos gente socialmente adaptada?). Pero hay un 10 o un 15 por ciento de los hombres llegado de fuera con mentalidad de dominadores, hombres para los que Cataluña es un país extraño que es preciso colonizar. Y éstos constituyen un verdadero ejército de ocupación.

    Este tipo de hombre abunda en la inmigración de nivel económico y social medio o alto. Pero, también se encuentran ejemplares entre la gente de fábrica y oficina.

    <b<Los hombres del ejército de ocupación actúan con seguridad. Saben que la ley es suya.</b< Saben que en el fondo siguen siendo válidos muchos de los criterios de 1939. Saben que de hecho son los ejecutores actuales de una política vieja, de la política de siempre, de la de la disminución de Cataluña. Saben que Cataluña es realmente un país extraño y al margen, que requiere que se la vigile y se la mantenga dentro de unos límites. Y se sienten llamados a realizar esta tarea de vigilancia y de corrección. La hacen con gusto.

    Se sienten seguros, porque saben que la ley es suya. Pero también por otra cosa. Se sienten seguros, porque hace tantos años que tenemos a esta gente en casa que nos hemos llegado a habituar a su presencia. Y muchos catalanes no tiene otra reacción frente a ellos que la de los clásicos y resignados «qué le vamos a hacer» o «esta gente es así». Pero no todo es debido al hábito. Está también que no se les ha clasificado con suficiente claridad y energía.

    Gracias a este confusionismo y a este titubeo, los hombres del ejército de ocupación se pueden presentar honorablemente como maestros, como obispos, como médicos, como escritores, como funcionarios como porteros o bedeles, como directores de banco o como ingenieros, como Redentoristas o Misioneros del Sagrado Corazón o monjas de un montón de órdenes y ocultar su condición de ocupantes, su mentalidad colonial. Pero, nosotros, nos tenemos que meternos entre ceja y ceja que además de todo esto, son ocupantes, son coloniales. Y no debemos ser tres o cuatro los que lo veamos: se ha de acuñar y hacer llegar a mucha gente la nueva expresión, la de ejército de ocupación. Se ha de crear un nuevo tipo, el del ocupante. Ha de llegar un momento en el que cuando un hombre de éstos ponga de manifiesto a través de cualquier detalle insignificante la antipatía profunda y la malevolencia que siente hacia nosotros, los catalanes hemos de pensar maquinalmente: «Es un ocupante». Tiene que llegar también el momento en el que estos hombres han de saber que Cataluña los tiene por lo que son.

    Esto es importante. Es importante porque un ocupante nunca es un hombre honorable. El término «ocupante» siempre es despreciativo. Y nos será más fácil defendernos de una monja del Sagrado Corazón o de un redentorista, o bien de un alto empleado o de una alto funcionario, o de un maestro de escuela o de un locutor de radio si pensamos que son hombres para los que Cataluña es un país vencido que es preciso vigilar y no descuidarlo más de la cuenta. Es decir, si no olvidamos que todos estos hombres ejercen el oficio poco honorable de ocupantes.

    A partir de este momento el ejército de ocupación habrá perdido la mitad de su peligrosidad.

    http://www.lanacion.es/normal/200909...or-jordi-pujol


    La cosecha de esto y de lo posterior, abonada por PP y PSOE ya se esta recogiendo.

  2. #2
    Moderador Global
    Fecha de ingreso
    16 mar, 06
    Ubicación
    Un lugar en la tierra
    Mensajes
    10,778

    Re: Con la estigmatización empieza la limpieza etnica en Cat

    Cita Iniciado por Tirant
    El ejército de ocupación, por Jordi Pujol

    Actualizado el 10/9/2009 - 08:00h


    EL EJERCITO DE OCUPACION

    Es muy conveniente que las cosas se digan por su nombre. Que los conceptos sean claros. Que se vean las cosas tal como son, y no como el hábito y el camuflaje o el cansancio las hacen ver.

    Concretamente, es del todo necesario que 10 o 20 mil hombres que viven en Valéncia sean considerados como lo que son en realidad: como ejército de ocupación.


    En Valéncia existe un ejército de ocupación. En Valéncia hay ocupantes. Hay miles y miles de hombres que son ocupantes. Los unos lo son por mor de la función que tienen asignada. Otros por mentalidad.

    No vale la pena hablar de los primeros, de los ocupantes de oficio. No vale la pena, por ejemplo, hablar de ERC: aquí todo está claro y además representa poco. Más grave es en cambio el hecho del ocupante por mentalidad, por vocación. Esta segunda clase de hombres es mucho más numerosa y mucho más peligrosa.

    Empieza a tener aceptación una definición según la que es valenciano todo hombre que vive y trabaja en Valéncia y que se siente afectivamente vinculado a ella. Valenciano es por tanto, el hombre llegado de fuera, que no habla nuestra lengua, pero que va aceptando Valencia a medida que se le hace presente, y que si bien él tal vez no podrá cambiar, ve con buenos ojos que sus hijos se adapten plenamente a la nueva tierra -a la nueva tierra que le ha representado, y es consciente de ello y lo agradece, una promoción humana real. Valencianos son el 85 o el 90 por ciento de los inmigrados, incluso algunos ocupantes de oficio. (En el fondo de más de un profesor o fucionario catalanista, ¿qué hay sino un hombre de pueblo que no aspira a otra cosa que a hacer de sus hijos gente socialmente adaptada?). Pero hay un 10 o un 15 por ciento de los hombres llegado de fuera con mentalidad de dominadores, hombres para los que Valéncia es un país extraño que es preciso colonizar. Y éstos constituyen un verdadero ejército de ocupación.

    Este tipo de hombre abunda en la inmigración de nivel económico y social medio o alto. Pero, también se encuentran ejemplares entre la gente de fábrica y oficina.

    Los hombres del ejército de ocupación actúan con seguridad. Saben que la ley es suya. Saben que en el fondo siguen siendo válidos muchos de los criterios de 1939. Saben que de hecho son los ejecutores actuales de una política vieja, de la política de siempre, de la de la disminución de Valéncia a favor de Cataluña. Saben que Valéncia es realmente un país extraño y al margen, que requiere que se la vigile y se la mantenga dentro de unos límites. Y se sienten llamados a realizar esta tarea de vigilancia y de corrección. La hacen con gusto.

    Se sienten seguros, porque saben que la ley es suya. Pero también por otra cosa. Se sienten seguros, porque hace tantos años que tenemos a esta gente en casa que nos hemos llegado a habituar a su presencia. Y muchos valencianos no tienen otra reacción frente a ellos que la de los clásicos y resignados «qué le vamos a hacer» o «esta gente es así». Pero no todo es debido al hábito. Está también que no se les ha clasificado con suficiente claridad y energía.

    Gracias a este confusionismo y a este titubeo, los hombres del ejército de ocupación se pueden presentar honorablemente como maestros, como obispos, como médicos, como escritores, como funcionarios como porteros o bedeles, como directores de banco o como ingenieros, como Redentoristas o Misioneros del Sagrado Corazón o monjas de un montón de órdenes y ocultar su condición de ocupantes, su mentalidad colonial. Pero, nosotros, nos tenemos que meter entre ceja y ceja que además de todo esto, son ocupantes, son coloniales. Y no debemos ser tres o cuatro los que lo veamos: se ha de acuñar y hacer llegar a mucha gente la nueva expresión, la de ejército de ocupación. Se ha de crear un nuevo tipo, el del ocupante. Ha de llegar un momento en el que cuando un hombre de éstos ponga de manifiesto a través de cualquier detalle insignificante la antipatía profunda y la malevolencia que siente hacia nosotros, los valencianos hemos de pensar maquinalmente: «Es un ocupante». Tiene que llegar también el momento en el que estos hombres han de saber que Valéncia los tiene por lo que son.

    Esto es importante. Es importante porque un ocupante nunca es un hombre honorable. El término «ocupante» siempre es despreciativo. Y nos será más fácil defendernos de una monja del Sagrado Corazón o de un redentorista, o bien de un alto empleado o de una alto funcionario, o de un maestro de escuela o de un locutor de radio si pensamos que son hombres para los que Valéncia es un reino vencido que es preciso vigilar y no descuidarlo más de la cuenta. Es decir, si no olvidamos que todos estos hombres ejercen el oficio poco honorable de ocupantes.

    A partir de este momento el ejército de ocupación habrá perdido la mitad de su peligrosidad.

    http://www.lanacion.es/normal/200909...or-jordi-pujol


    PUES IGUAL LOS VALENCIANOS NOS TENEMOS QUE MENTALIZAR DE LO QUE SON LOS PANCAS ¿¿¿NO??

  3. #3
    Centenar de la Ploma Avatar de RINCONET
    Fecha de ingreso
    30 abr, 09
    Mensajes
    910
    hay le has dado tirant..... justo en la linea de flotación..... es la invasión progresiva de el reino, pero al revés.... desde arriba...... nos meten la avl.cat y después lenta y sutilmente el resto.......... las instituciones se corrompen de catalanismo y por la influencia de este, el pueblo..... menos mal que aun podemos gritar que NO.
    www.elrinconet.com.es

    La palabra 'Reino' estorba al proyecto 'pancatalanista' por la simple razón de que un 'Reino' no puede englobarse en un principado. Un 'país', en cambio, sí puede 'añadirse' a un mapa de 'paísos'
    (pilar urbano)

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •