Torrent saca su acueducto del olvido

Els Arquets de Baix es un puente mudéjar con seis arcos que data del siglo XIII

Los acueductos sirvieron hace siglos para conducir el agua, en uno de los sistemas más tradicionales de riego que todavía perduran en algunos restos arquitectónicos. Ahora la localidad de Torrent ha querido recuperar una de sus mayores riquezas patrimoniales: el único vestigio de la acequia que, ya en pleno siglo XIII, recogía el agua y la distribuía a toda la población.

Els Arquets de Baix de Torrent es, en este caso, el emblemático acueducto que el Ayuntamiento del municipio recuperará y restaurará para que todos los vecinos «puedan disfrutar de uno de los monumentos más importantes de toda la comarca de l'Horta Sud», explica José Gozalvo, concejal de Medio Ambiente de la localidad.

El monumento situado en el barranc de l'Horteta fue, durante la mañana de ayer, el centro de todas las miradas. La alcaldesa del municipio, Maria José Català, y José Gozalvo fueron los primeros en visitar los trabajos de restauración que desde el pasado mes de enero están en marcha.
«Recuperar el acueducto y consolidarlo como monumento histórico de la ciudad». Estos son los objetivos que el Consistorio pretende lograr a través de dos fases que completarán los trabajos.

Desbrozar y limpiar la zona fue vital «para evitar posibles daños en la estructura del acueducto, ya que la abundante vegetación impedía el paso normal del agua por el ojo del acueducto en periodos de riadas», comenta José Gozalvo.

Las labores de restauración, que han empezado ahora, constituyen la última fase que dará forma a este gran proyecto histórico en el que cinco empleados, ayudados por técnicos municipales, trabajan a diario para lograr que el próximo mes de noviembre todos los torrentinos disfruten de lo que hasta ahora «sólo había sido una estructura abandonada y descuidada», según fuentes municipales.

La eliminación de una acequia construida en los años 50 será una de las principales tareas. «No aporta ningún valor histórico y, visualmente, su estilo no es fiel al patrimonio original que queremos conservar», apunta Gozalvo.

Pero los trabajos no terminan ahí. «Se habilitará una zona verde para que los vecinos puedan pasear y ver mejor el monumento, el cual irá apoyado por varios paneles explicativos. Además, un sistema de iluminación destacará, aún más si cabe, la importancia de nuestro acueducto», explican fuentes municipales.

Els Arquets de Baix, con cuatro arcos centrales y otros dos a los extremos que se remontan al siglo XIII, encauzaban el agua desde la Serra Perenxisa hasta las tierras de Mas del Jutge. Ahora, este sistema de regadío revivirá para que futuras generaciones puedan ser testigo de uno de los parajes naturales más valiosos del municipio

http://www.lasprovincias.es/valencia...-20091001.html