Ferrero, Ferrer y Verdasco reclaman que Valencia acoja la final de la Copa Davis

El presidente de la Catalana tilda a losjugadores de «tontos» porque dice que Barcelona será la sede y allí «les pitarán»

Valencia ha encontrado sus mejores defensores. Los tenistas quieren que la final de la Copa Davis se dispute en el velódromo Luis Puig. Lo tienen claro. Juan Carlos Ferrero ha sido el más expresivo. «Jugar en casa es una motivación extra», aseguraba el de Ontinyent, que indicaba que David Ferrer pensaba de igual forma. Pero no sólo los tenistas locales se han pronunciado. También Fernando Verdasco. Este no ha sido tan directo, pero ha venido a decir lo mismo. Piensa que Barcelona ya tuvo la oportunidad de una final, la de 2000, y que ahora debería ser otra ciudad.
Pero la polémica está servida. Ayer el presidente de la Federación Catalana de tenis, Francesc D'Assis Orriols, dijo que los jugadores son «tontos» al pronunciarse a favor de Valencia o en contra de Barcelona. El mandatario expresó que la final se disputará en Barcelona porque «es la mejor candidatura» y que cuando los jugadores salten a la pista «pueden ser pitados por los aficionados».
No sólo los artistas piensan que Valencia es la mejor opción. Los técnicos de la Federación Española de Tenis se marcharon entusiasmados tras conocer las instalaciones que ofrecen las instituciones locales para albergar la final de la Copa Davis, que se disputará del 4 al 6 de diciembre.
La propuesta valenciana, que tendrá que mantener un cuerpo a cuerpo con Barcelona tras quedar excluidas por la Federación Internacional de Tenis (ITF) las de Tenerife y Málaga, tiene como principal atractivo su pista central. El velódromo Luis Puig tiene actualmente una capacidad de 4.600 personas, pero el compromiso de la Federación Valenciana es el de llegar hasta las 13.000 localidades, frente a las 16.000 que ofrece Barcelona con el Palau Sant Jordi.
«El recinto presentado por Valencia se muestra como una alternativa llena de viveza y de un entorno moderno y sofisticado, como lo es Feria Valencia y el velódromo de Luis Puig. La gente podrá acceder a las instalaciones deportivas y de apoyo logístico situados a pocos metros de distancia entre ellos», manifestaba ayer Joaquín García, presidente de la territorial valenciana. «En el velódromo estaría la pista y en la Feria la sala de prensa, la sala de jugadores, el catering, la sala de invitados y todo lo necesario, aunque también se podría hacer todo dentro de la Feria porque hay pabellones lo suficientemente grandes», apuntaba.
La presencia de dos valencianos en la lista de jugadores para disputar la final puede aportar un punto de cercanía con la afición. Una afición, la valenciana, que cuenta con más de 150 clubes de tenis y que hacen de la Federación Valenciana la segunda de España en apoyo social. Si a esto se le suma la buena impresión que se llevaron los responsables técnicos, todo apunta a una decisión favorable para Valencia, que para García «sería justa».
El canon a pagar es de un millón de euros, que tendrá que hacer frente las instituciones valencianas. «Este gasto tendría retorno, ya que hay ingresos por taquillaje y catering», indicó García, quien puso como ejemplo que en la eliminatoria de semifinales del año pasado ante Estados Unidos en Madrid se recaudaron «dos millones».

http://www.lasprovincias.es/valencia...-20091009.html