Se dice que cuando Dios creó el mundo, para que los hombres y mujeres prosperasen
decidió concederles dos virtudes.
AsÃ*:
- A los suizos les hizo ordenados y cumplidores de la Ley.
- A los ingleses les hizo persistentes y estudiosos.
- A los japoneses les hizo trabajadores y pacientes.
- A los italianos, alegres y románticos.
- A los franceses les hizo orgullosos y refinados.
- A los norteamericanos les hizo patriotas y liberales.
- A los suecos les hizo valientes y guerreros.
Y asÃ* sucesivamente.
Cuando llegó a los españoles, se volvió hacia el ángel que tomaba nota y le dijo:
- "Los españoles van a ser: inteligentes, buenas personas y del Partido Socialista"
Cuando acabó de crear el mundo, el ángel le dijo a Dios: "Señor, les diste a todos los pueblos dos virtudes y a los españoles tres. Esto les coloca en una superior diferencia y hará que prevalezcan sobre todos los demás".
"Pues es verdad", recapacitó Dios, y añadió: "Bueno como las virtudes divinas no se pueden quitar, que los españoles a partir de ahora tengan tres, pero la misma persona no podrá tener más de dos virtudes a la vez".
Por eso:
- El español que es del PSOE y buena persona, no puede ser inteligente.
- El que es inteligente y del PSOE, no puede ser buena persona.
- Y el que es inteligente y buena persona, no puede ser del PSOE.

ENVÍA ESTE MENSAJE A TODOS TUS CONTACTOS, NO SEA QUE ALGUIEN LES VUELVA A VOTAR