El grupo pretendía llevar a cabo diversas acciones terroristas suicidas entre los días 18 y 20 de enero de 2008 en transportes públicos de la ciudad de Barcelona y según las autoridades estaba muy próximo a lograr la plena capacidad técnica a nivel de artefactos explosivos.

En la sentencia, fechado el pasado 11 de diciembre, la Audiencia condena a Maroof Ahmed Mirza, a 10 años y seis meses de prisión por pertenencia a un grupo terrorista en grado de dirigente y 12 años de inhabilitación para empleo o cargo público.

Las dos penas más altas han sido para los procesados condenados por integración en grupo terrorista y tenencia de explosivos. Shaib Iqbal y Qadeer Malik, dos de los considerados expertos en explosivos en la red, suman una condena de 14 años y seis meses de prisión por ambos delitos.

Los jueces consideran que se les puede atribuir este delito, porque aunque la cantidad que se le incautó - 18 gramos de nitrocelulosa - es muy pequeña, fue sacada del artefacto pirotécnico que la contenía y por tanto no puede considerarse que iba a utilizarse para pirotecnia.

Los otros nueve acusados han sido condenados a ocho años y seis meses de prisión por ser integrantes de un grupo terrorista y absueltos del delito de tenencia de explosivos.

La operación fue llevada a cabo en enero de 2008, cuando fueron detenidas 14 personas que solían reunirse en una mezquita de la calle Maçanet de la Ciudad Condal.

-------------------------------------------------------------------------------------

Sigamos subvencionandoles mezquitas a estos 'civilizados',ellos nos lo agradeceran 'civilizadamente'.....VIVA LA ALIANZA DE CIVILIZACIONES