Los que viven bien a consta de la Memoria Histórica

¿A Usted le han preguntado si quiere destinar más de un millón de euros a los "vividores" de la Memoria Histórica? Esta cantidad nada despreciable es con la que viven estos personajes que van buscando muertos de un lugar para otro, eso si, si son Nacionales los vuelven a enterrar rápidamente o abandonan sus cuerpos; la memoria ya se sabe, tiene sus preferencias. Una de las Asociaciones recibió 251.000 euros para hacer un documental del chivado capitán Lozano. ¿Por qué el Sr. Garzón no investiga la malversación del dinero público que está realizando este desGobierno para sus propios intereses?

Las fundaciones de León, las más "agraciadas" por la Memoria Histórica

Casualidad o no, lo cierto es que asociaciones y fundaciones de León, la provincia donde se crió el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, son las más beneficiadas de España por las subvenciones que está otorgando el Ejecutivo en virtud de la Ley de Memoria Histórica.

En los cuatro años de vida que tiene la norma, desde 2006 a 2009, seis organizaciones han recibido algo menos de 800.000 euros para proyectos relacionados con la recuperación de la Memoria Histórica en León. Si a esto le sumamos las cantidades otorgadas a fundaciones o asociaciones que operan en toda la comunidad de Castilla y León, algunas vinculadas a la UGT, la cifra supera el millón de euros. El Gobierno ha destinado en estos cuatro años para asociaciones de todo el país un total de 13,5 millones.

De entre las fundaciones leonesas, la más agraciada es la Asociación de Estudios sobre la Represión en León (Aerle). Esta organización ha recibido subvenciones del Ejecutivo por valor de 251.000 euros en estos cuatro años. Nació en 2001 con la idea clara de recuperar y rememorar testimonios de la represión franquista en la ciudad y está dirigida por Encina Cendón.

Capitán Lozano

Uno de sus proyectos estrella hasta ahora es un documental sobre la represión en León subvencionado con 50.000 euros en 2006. Finalmente, Aerle estrenó la cinta en noviembre de 2008 en el salón de actos del Ayuntamiento de la ciudad.

El documental, de una hora de duración y titulado Rompiendo el silencio, está dirigido por Jordi Gordón y cuenta la historia de varias familias leonesas a las que Franco asesinó a alguno de sus miembros. Una de esas familias es la del propio presidente del Gobierno: su padre, Juan Rodríguez, aparece en la cinta contando cómo asesinaron al ya famoso capitán Lozano, abuelo del presidente, en el campo de tiro de Puente Castro. Zapatero digo cuando llegó al Gobierno en 2004 que su política la guiarían los recuerdos de su abuelo, lo que le acarreó numerosas críticas.

Gracias a las importantes subvenciones recibidas, Aerle es una de las asociaciones que más adelantados tiene los trabajos de recuperación de expedientes de represaliados y su digitalización.

Jornadas

Otras dos fundaciones de León que superan los 100.000 euros en subvenciones son la Asociación Manuel Azaña y el Ateneo Republicano de la ciudad. Entre las dos suman 235.000 euros y en 2007 recibió cada una 52.000 euros para organizar unas jornadas sobre la represión franquista en el Frente Norte. Las jornadas se hicieron finalmente en abril de 2008 y a la inauguración acudieron el alcalde de León, el socialista Fernando Fernández, y el subdelegado del Gobierno.

Al año siguiente, estas dos asociaciones recibieron otra vez la misma cantidad de dinero, 30.000 euros cada una, para el mismo proyecto: la elaboración de un censo de los diputados y concejales republicanos de la ciudad. Una exposición sobre Manuel Azaña, presidente de la República, recibió menos dinero.

Documentales, libros, jornadas, censo de concejales, militares fieles a la República … Un millón de euros sólo para fundaciones de León. No hay ninguna otra ciudad que haya sido tan agraciada como esta en la que se crió el presidente por las subvenciones de esta ley.

La Fundación Domingo Malagón consigue 350.000 euros

Es la Fundación que más dinero ha conseguido gracias a esta ley desde que el Gobierno está subvencionando proyectos para la recuperación de la Memoria Histórica. La Fundación Domingo Malagón, en Madrid, ha recibido desde 2006 y hasta 2009 algo más de 350.000 euros para proyectos que luego se han desarrollado también en otras zonas del país. De hecho, esta asociación ha recibido dinero también para poner placas de reconocimiento a las víctimas del franquismo en León. Fue en 2006 y la cuantía 54.000 euros. Domingo Malagón es un pintor al que la Guerra Civil truncó su carrera. Fue Secretario General del Partido Comunista. Su fundación ha recibido dinero del Gobierno todos los años.

Otra asociación que también ha recibido dinero todos los años es La Gavilla Verde. Suma 246.000 euros en estos cuatro años y es la tercera que más dinero ha conseguido tras la Fundación Domingo Malagón y la Asociación de Estudios sobre la Represión en León, Aerle.

La Gavilla Vede es una fundación de Santa Cruz de Moya, en la provincia de Cuenca, creada en 1998 para cuidar el patrimonio humano de la serranía, el patrimonio cultural y el histórico.

52.000 euros en 2007 a la Masonería para una exposición

Si este año el presidente del Gobierno ha decidido subvencionar a la fundación socialista Pablo Iglesias, donde él mismo y numerosos ministros del actual Ejecutivo aparecen como vocales, o a la Sabino Arana, entre los proyectos apoyados en 2007 nos encontramos con uno de la Gran Logia de España para una exposición sobre la Memoria Histórica de la Masonería. La cantidad otorgada por el ministerio de la Presidencia es de 52.000 euros, casi nueve millones de las antiguas pesetas. La cifra máxima por proyecto permitida por el Gobierno en las bases del concurso es de 60.000 eros.

La Gran Logia de España es la principal organización masónica del país (sigue a la masonería anglosajona y no admite a mujeres) y desde 2002 a 2006 su Gran Maestre ha sido un diputado del PSOE, Josep Carretero.

Precisamente ayer (05/12/2009) este diario publicó una entrevista con el Gran Maestre de la Gran Logia Simbólica de España, la segunda en importancia del país y que sigue la corriente francesa, donde su máximo representante en el país, Jordi Farrerons, avalaba la política de Zapatero de retirar los crucifijos de los colegios.