LAS CIFRAS

725,8
millones de euros es la provisiones por insolvencias. Un dineroque no cobrará el Consell

4.940
millones de euros cuesta la nómina de los 155.011 empleados que tiene la Generalitat

Cada valenciano debería dar 6.000 euros para cubrir los pagos del Consell

Si cada uno de los 5.029.601 habitantes de la Comunitat Valenciana pusiera de su bolsillo 5.751 euros, el Consell pagaría todo lo que tiene comprometido para este año y ejercicios futuros. Los datos hechos públicos ayer por la Sindicatura de Comptes son concluyentes: la Generalitat ha aplazado el pago de operaciones ya cerradas por valor de 28.924 millones de euros.

Uno de los detalles más preocupantes de este dato es que 14.357 millones de euros se destinarán al servicio de la deuda. De este total, 7.221 millones corresponden a intereses no devengados (según las estimaciones sobre la evolución de los tipos de interés) y, el resto, a amortizaciones futuras.

El pago aplazado a ejercicios futuros es una de las grandes variables del informe de fiscalización de la Sindicatura de Comptes. Además, es una de las claves a las que siempre se aferra la oposición para criticar la gestión económica de la Generalitat.

En el cuadro oficial que plasma el Síndic de Comptes, el compromiso de pago a ejercicios futuros asciende a 25.449,7 millones de euros, un 21,3% más que en el ejercicio de 2007. Pero como el propio documento indica, a esta cantidad hay que sumar algunas partidas que no han sido debidamente contabilizadas por la Generalitat.

La tabla cojea, principalmente, por el apartado sanitario. En la relación sí que se recogen 6.251 millones de euros relativos a la gestión integral de distintos departamentos de salud; el concierto para la gestión del servicio de diagnóstico por imagen y la construcción del nuevo hospital La Fe.

El Síndic advierte de que a esta cantidad hay que sumar también las anualidades futuras de los convenios firmados por el Consell para el pago de las obligaciones en Sanidad (2002,2003 y 2004) por valor de 990,7 millones de euros y 774,3 millones de euros más por las obligaciones de los ejercicios 2006,2007 y 2008. El Gobierno valenciano convenió con los proveedores para aplazar los pagos a ejercicios futuros y legalizar las llamadas 'facturas en el cajón'.

El informe de la Sindicatura recoge también la necesidad de contabilizar 119,5 millones en los compromisos de gastos para ejercicios posteriores por el plan de modernización de la Feria de Muestras de Valencia. El Síndic recomienda todos los años que se incorpore esta partida aunque su petición no tiene mucho éxito.

También se han dejado de contabilizar los compromisos plurianuales para la construcción de centros escolares por valor de 19,7 millones de euros y de otros tres contratos por valor de 61,3 millones de euros. La Sindicatura refleja que en el documento se deberían contabilizar 618,8 millones por el plan de inversión en universidades y 891,1 millones de euros más por los convenios dirigidos a la financiación de gastos corrientes y de inversión.

A los 25.449 millones de euros reconocidos por la Generalitat habría que agregar 3.475 millones de euros que dice el informe de la Sindicatura que no están contabilizados.

Otro de los grandes temas de debate en los últimos años han sido las obligaciones no reconocidas. Se les conoce como 'facturas en el cajón'. Estas cantidades son pagos que se realizan para garantizar la atención sanitaria pero que no se reconocen en los respectivos presupuestos. Desde hace un par de ejercicios el Consell, a través del Instituto Valenciano de Finanzas, ha puesto en práctica mecanismos para sacar a la luz esas facturas y cerrar un acuerdo de pago con los proveedores para ejercicios futuros.

El informe de la Sindicatura de Comptes detalla que a 31 de diciembre de 2008 había 1.061 millones de euros de obligaciones no reconocidas. El Gobierno valenciano ejecutó en 2008 una serie de medias presupuestarias que limitaban el gasto de inversión y de transferencias para asegurar coberturas ineludibles en Sanidad, Educación y Bienestar Social.

La Sindicatura advierte en su informe de que estas medidas «podrían retrasar la ejecución de algunas inversiones reales previstas, además de dar lugar a que el reflejo de algunas obligaciones reconocidas en el presupuesto de gastos se traslade a ejercicios posteriores».

Ejecución del gasto

El informe de la Sindicatura, que ayer fue entregado por el Síndic, Rafael Vicente Queralt, al presidente de la Generalitat, Francisco Camps, y a la presidenta de Les Corts, Milagrosa Martínez, señala que el gasto de la asistencia sanitaria sigue siendo el mayor en el presupuesto de la Comunitat: representa el 41,8% del gasto.

El informe de la Sindicatura señala también que en la fiscalización de las cuentas de la Generalitat no se han encontrado incumplimientos graves.

http://www.lasprovincias.es/20091224...-20091224.html