Comunitat
Siete playas de la Safor no estarán listas para verano

El macrotrasvase de arena que un estudio de la Universitat Politécnica de Valencia reclama para frenar la preocupante merma de arena en siete playas de la Safor no estará realizado para el inicio de la temporada turística.

Este hecho no sería tan destacable si el litoral de la comarca siguiera manteniendo los 200.000 metros cúbicos de arena que depositó la Demarcación de Costas hace poco más de seis meses. Pero desafortunadamente no es así. Los últimos temporales de mar, lluvia y viento han hecho desaparecer la mayor parte de la arena trasvasada para el inicio del verano de 2009.

No hace falta más que pasear por playas como Piles o Bellreguard para comprobar cómo se ha reducido notablemente su franja de arena en anchura y sobre todo en espesor. Se puede apreciar a simple vista la capa de arena que se han tragado las olas. En algunos puntos supera el metro de espesor.

Inmaculada vive todo el año en la playa de Miramar y asegura que la costa ha perdido la mayoría de los sedimentos depositados este verano: «Y esa arena ya no la recuperamos», indicó. Para Luis Porta, otro vecino de la playa de Bellreguard, la gran aportación de tierra que necesita la costa debería agilizarse «porque es una pérdida de tiempo y sobre todo dinero realizar pequeños trasvases». Lo que el estudio recomienda es transferir al menos dos millones de metros cúbicos, unos 100.000 camiones.

Pero no podrá ser para este verano. El Ministerio de Medio Ambiente aún está realizando el estudio de impacto necesario para extraer esos dos millones de metros cúbicos de un banco submarino situado frente al puerto de Valencia a unos 80 metros de profundidad.
El catedrático de Puertos Josep Serra, autor del estudio, mantiene su optimismo y cree que ese banco podrá ser empleado para este macrotrasvase y para alimentar artificialmente a otras playas de la Comunitat que sufren regresión. El estudio de la documentación que ha llegado a sus manos sobre el banco de arena le hace pensar que el informe de impacto será positivo.

Mientras tanto, la Demarcación de Costas realiza estos días una evaluación de los daños del temporal en la Comunitat y después se pronunciará sobre la adopción de medidas urgentes. Y es que el ansiado macrotrasvase no estará pero podría realizarse otro más pequeño mientras se espera el definitivo.

Pérdidas todos los años

Los alcaldes quieren que las playas de la Safor dejen de perder cada año unos 51.000 metros cúbicos y por ello han reclamado celeridad a la hora de realizar dicha reposición. «De cara al verano se debería replantear otra aportación de áridos en la Safor», comentó la máxima autoridad de Miramar, Asensi Llorca, y portavoz de los demás municipios afectados por la regresión que son principalmente Piles, Miramar, Bellreguard y Marenys.

El alcalde de Bellreguard, Pere Cremades, afirma que hasta el momento se han realizado los aportes puntuales pero año tras año se comprueba que son insuficientes. Por eso, tanto Cremades como los demás alcaldes tienen las esperanzas puestas en ese desierto bajo el mar.

Al igual que en la Safor, otras muchas franjas del litoral valenciano han quedado destrozadas tras el último temporal de lluvia y viento. Xàbia, Benitatxell, Dénia o Els Poblets han perdido gran parte de la costa. La misma suerte han corrido las zonas de Pinedo, El Puig o Port Saplaya, en Valencia; o Almenara y Almassora en la provincia de Castellón, donde también hubo desalojados. El fuerte oleaje ha invadido los paseos y removido la grava.

Las algas también han hecho acto de presencia en zonas como la Malvarrosa.

Los Ayuntamientos reclaman ahora medidas a las administraciones para evitar que la costa vuelva a sufrir los efectos devastadores de los temporales en el Mediterráneo. De hecho, no son pocos los que han pedido la declaración de zona catastrófica.


http://www.lasprovincias.es/20100114...-20100114.html