María José recibió semanas atrás una misiva del Ministerio de Trabajo e Inmigración, firmada por el propio Corbacho, en la que se alegraba de comunicarle que «las pensiones se incrementan en 2010 un 1% y, además, se consolida la revalorización de 2% que se efectuó en 2009. Por ello, el mantenimiento de su poder adquisitivo queda plenamente garantizado y mejorado».

Una buena noticia no se puede acoger de otra forma que no sea con alegría, y más cuando ésta es acompañada de otra carta, esta firmada por el director general de la Seguridad Social, Fidel Ferreras, en la que se ratificaba la «revalorización de las pensiones» y donde el directivo estatal también se felicitaba por el incremento del % de las mismas.

Sorpresa
Pero la misiva iba acompañada de sorpresa. Ésta recogía el desglose de las cantidades a percibir por María José, que descubrió con gran malestar una subida de 5 puntos en la retención del IRPF. De los 12 del año pasado se pasaba a los 17 del presente, o lo que es lo mismo: el aumento del poder adquisitivo tan publicitado realmente suponía 68 euros menos al mes.
La mujer, ni corta ni perezosa, cogió un bolígrafo y un folio y se puso a escribir: «Sr. Corbacho, con esta misma fecha recibo su carta o comunicación de la subida del 1% de mi pensión...» y prosiguió detallando su caso. De forma clara y sencilla, María José puso las cosas en su sitio. Con el sosiego de una persona educada en la filosofía del trabajo, pero con la rabia de quien se siente engañada, María José le espeta al ministro «si en el programa del Gobierno estaba prevista la subida del IRPF a los pensionistas» y le pregunta «¿Cómo van a mantener mi poder adquisitivo?», para concluir diciéndole: «No nos mientan, por favor».
«Yo nunca he estafado»
«Yo nunca he estafado un solo duro al Estado», explicó esta pensionista a ABC. «Nunca me he beneficiado de ninguna ayuda si no la necesitaba, aunque me hubiese correspondido, y lo que consiguen con estas cosas es que a una le den ganas de hacerlo», dijo.
María José señaló que «llevó desde los 13 años trabajando y por las mañanas entraba a las 6:00 en una academia para formarme. Ahora no me da la gana que me hagan esto y que encima traten de hacerme pasar por tonta diciéndome que me suben la pensión cuando en realidad me la han bajado 68 euros».
«No lo voy a consentir, y espero respuesta», señaló la mujer, quien advirtió que no se quedará parada. «Cuando era niña me negaron una beca de 1.000 pesetas que me correspondía y hice lo mismo. Escribí una carta y al final tuvieron que dármela». Tiembla, ministro Corbacho.
--------------------------------------------------------------------------

A mi padre,jubilado de 69 de años tambien le han hecho la misma pirula,le dicen en la carta que le han subido la pension unn 1%,luego en otro papel adjunto,dicen que la retencion ha subido a un 2%, total que entre retenciones e IRPF a mi padre le han jodido 10 euros ,menos de pension que dejara de cobrar.