Garzón utilizó a sus escoltas para librar a su hijo de la Guardia Civil

Fue multado por conducir “creando riesgo” y superar la tasa de alcoholemia. Los guardaespaldas aparecieron en el lugar de los hechos para “arreglarlo”

La Guardia Civil retuvo a Baltasar Garzón Molina, hijo del juez estrella de la Audiencia Nacional, cuando conducía “de forma negligente, creando riesgo para otros usuarios”. Además, superó la tasa de alcoholemia permitida. Cuando los agentes de la Benemérita estaban procediendo contra él, llamó a su padre, que envió a sus escoltas para intentar “arreglarlo”.

Ésta no es la primera vez que Garzón utiliza a sus escoltas para solucionarle problemas inoportunos. A finales de 2008, varios medios se hicieron eco de cómo tres guardaespaldas del magistrado identificaron a un matrimonio que había increpado en la calle a Garzón.

Fuente:la gaceta