Si hay “personajes” que por su propia decisión y manifiesta ejecutoria son carne de presidio, igualmente existen “políticos” que son carne de oposición permanente, ausente en sus seseras el menor atisbo de inteligencia; y lo que es peor en ellos, el que merced a su servilismo, den la espalda a los ciudadanos a quienes cínicamente dicen defender.

JULIO COB.- Es el caso de los socialistas valencianos, representados en su síndico autonómico, quienes optando cabalgar sobre la grupa del camaleón, portan en banderola la alforja de las mentiras, al tiempo de un constante y torpe caminar semejante al del cangrejo: siempre hacia atrás, de espalda a sus votantes, cuyo resultado hace y hará que sean cada vez menos quienes les den su voto.

Les faltaron redaños para oponerse a la paralización del Plan Hidrológico Nacional, que lo fue exclusivamente en lo que hacía referencia en sus beneficios sobre el agricultor valenciano.

Igualmente aceptaron y aceptan sumisos el no reconocimiento de nuestra población, lo que implica no disfrutemos de la financiación adecuada tantas veces reclamada por la Generalitat, y a cuyo logro no han contribuido, “estáticos” en la foto, como santo y seña fieles a Ferraz.

sigue.. http://www.noticiesdevalencia.com/