Uno de los promotores de Garzón, condenado por lucrarse con la Memoria Histórica

En abril de 2009, José Antonio Landera, presidente en funciones de la asociación de la Memoria Histórica Todos los nombres de Asturias, presentó una demanda contra el anterior directivo, Luis Miguel Cuervo, al sospechar que “se podría estar lucrando personalmente de la organización”.
Se da la circunstancia de que Luis Miguel Cuervo es uno de los convocantes de manifestaciones en apoyo al magistrado de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón.

A juicio del portavoz de esta asociación, Cuervo Fernández convocó, sin estar legitimado, una concentración en Gijón el 24 de abril “en contra de la Impunidad del franquismo y contra el procesamiento del juez Garzón”.

Cuervo también es uno de los firmantes del manifiesto en contra del procesamiento del magistrado, acusado de haber instruido unas diligencias penales sin estar legitimado para hacerlo.
Tal y como se desprende del fallo judicial, al que ha tenido acceso LA GACETA, y que todavía no es firme, Cuervo Fernández ha sido condenado por el juzgado Juzgado de Primera Instancia número 4 de Gijón (Asturias) a restituir a la actual junta directiva “todos los objetos y elementos a los que obran en su poder”, “a realizar los trámites precisos ante la entidad Cajastur para desbloquear la cuenta de la asociación” y “a ceder la administración de las cuentas de correo de la asociación y personales de la directiva actual”. Además, el juez Luis Roda, titular del Juzgado número 4 de Gijón, reconoce en la sentencia que el comportamiento de Cuervo no se corresponde con los intereses de la asociación que dirigía.