ERC pide a Artur Mas que explique por qué recibe dinero de Florentino Pérez y las Koplowitz.


http://www.elconfidencial.com/espana...-20100609.html

Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) y Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) se tantean. Este fin de semana, el presidente republicano, Joan Puigcercós, lanzó una propuesta de diálogo a Convergència para negociar vías de entendimiento en defensa de los intereses de Cataluña. Sólo había una condición: que CDC sea “valiente” y se libre de “hipotecas”. O sea, que clarifique si hay empresas y grupos de presión con los que tiene pactos secretos y que, a cambio, financian a la formación que preside Artur Mas.

Entre estas empresas estarían Ferrovial, sospechosa de pagar dinero a la Fundación Trias Fargas de Convergència (actualmente llamada CatDem) a través del Palau de la Música. Pero el secretario general republicano, Joan Ridao fue más allá. “Es hora de que Artur Mas diga solemnemente que no recibió ni un euro del Palau. Ni ha explicado por qué recibe dinero de las Koplowitz o de Florentino Pérez. Nadie recibe dinero, y menos de constructores, a cambio de nada; y si tienes hipotecas, las decisiones están condicionadas”.

Fuentes de ERC señalaron a El Confidencial que “el ofrecimiento de Puigcercós se debe a que nosotros somos un partido que siempre intenta llegar a grandes acuerdos. En estos momentos, llevamos siete años de confrontación con Convergència y es un buen momento para hablar”. Estas mismas fuentes afirman que ante las elecciones autonómicas del próximo otoño, “hablaremos con todas las fuerzas políticas excepto con el PP y con Ciutadans. Y, evidentemente, con Convergència. Pero no nos podemos arriesgar a que, en un hipotético caso de que llegue al Gobierno, pueda tener hipotecas con grupos de presión”. En otras palabras, aunque la cúpula de Esquerra tiene el punto de vista puesto en las elecciones autonómicas, tampoco vería mal un cambio en las dinámicas políticas y un acercamiento a CDC para hablar de “grandes temas”.

Desde Esquerra se señala que “las informaciones que han salido publicadas últimamente son preocupantes, ya que las conversaciones del caso Pretoria evidencian que los implicados deseaban un cambio de Gobierno porque decían que ‘Montilla no nos da nada’. Por tanto, se ha de desembarazar de estas sospechas, ha de limpiar su imagen”.

En Convergència, el tema se ve incluso divertido. “Estamos en periodo electoral y [el ofrecimiento de Puigcercós] hay que enmarcarlo en este contexto”, señala a El Confidencial una fuente de este partido. El propio secretario general adjunto, Felip Puig, señaló ayer que es una “declaración electoral de ERC motivada por sus cálculos demoscópicos y sus perspectivas electorales”. Y, con sorna, se refirió a sus rivales políticos diciendo que "sufren una equidistancia transitoria electoral". En CDC se cree también, según otras fuentes, que “ERC está muy preocupada por la debacle que le vaticinan las encuestas y quiere afianzarse en el espectro nacionalista. Si tanto le preocupa el frente nacionalista, ¿porqué accedió a gobernar con el Tripartito y no con CiU, que fue quien ganó las últimas elecciones?”.

Los convergentes también echan en cara a los republicanos que hayan apoyado una comisión de investigación del caso Palau que es un ataque en toda línea contra CDC. Desde ERC, se minimiza el asunto. “Convergència la lanzado sólo cortinas de humo con este tema. Mientras que los socialistas expulsaron inmediatamente al alcalde de Santa Coloma, Bartomeu Muñoz, CDC ha ido diciendo que creará una comisión de investigación interna para estudiar el tema. Y, de momento, no saben todavía si Macià Alavedra y Lluís Prenafeta continúan siendo militantes”. De momento, además, Esquerra no insistirá en la citación de ex consejeros de la época de CiU “porque sus nombres no salen en los papeles del caso”.

El propio Puig señaló a este respecto que su partido ha respetado de forma “escrupulosa” la ley y la fundación ha entregado periódicamente a las autoridades las donaciones recibidas. Y señaló que las donaciones de constructoras a que aluden los dirigentes de ERC entran dentro de la “lógica” de las fundaciones de los partidos, ya que todas ellas reciben aportaciones de empresas, instituciones, ONG’s o de otras fundaciones. “Nadie puede decir que no hemos sido transparentes -indica una fuente de la dirección convergente a este diario-. Otra cosa es el acoso político iniciado contra Convergència a través de la comisión de investigación, cuya única finalidad es desgastarnos porque todas las encuestas nos dan como ganadores”.