El Parlamento catalán sentencia que el partido de Mas recibía comisiones

El Parlamento catalán considera probado que Ferrovial «compensaba con comisiones que pagaba al Palau en forma de patrocinios y esta institución, a su vez, desvaría una parte de las comisiones a quien ha adjudicado la obra, CiU, que en aquellos momento tenía el gobierno de la Generalitat». Así consta, al menos, en las conclusiones aprobadas por el Pleno con los votos de PSC, ERC e ICV y la furibunda oposición de Convergència, que comparó la comisión de investigación con un «tribunal franquista». Conclusiones que el tripartito acordó además remitir a la Fiscalía para que investigue la presunta financiación irregular de CDC.

El portavoz de CiU en la comisión, Jordi Turull, respondió con un duro discurso más propio de final de legislatura que de respuesta a las acusaciones, en el que defendió el «orgullo» de pertenecer a la federación y echó mano del alegato de Jordi Pujol ante el tribunal franquista que le encarceló por los «fets del Palau» para defender a la formación nacionalista.

El socialista Jordi Terrades respondió ratificando las acusaciones vertidas en el informe de conclusiones y recomendó al líder de CiU, Artur Mas, que antes de iniciar la campaña electoral «se explique y ponga orden en las finanzas del partido, porque si se prueban las irregularidades tendrá que dimitir». El republicano Pere Bosch reconoció sin complejos que el «objetivo principal de la comisión era responder si CDC se financió irregularmente» y señaló que el 20% dfel presupuesto del Orfeó Catalá iba a parar a la Fundació Trias Fargas.

Santi Rodríguez (PP) consideró ridículo que en el caso del hotel del Palau, que afecta al PSC, la comisión se limite a pedir «más celo» en los controles sobre la gestión urbanística.

http://www.abc.es/20100730/espana/fi...-20100730.html