Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_hook.php on line 38

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_hook.php on line 39

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_hook.php on line 41

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_hook.php on line 42

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_hook.php on line 43

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_seo.php on line 120

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_seo.php on line 120

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_seo.php on line 120

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_seo.php on line 120

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_seo.php on line 120

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_seo.php on line 120

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_seo.php on line 120

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_hook.php on line 38

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_hook.php on line 39

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_hook.php on line 41

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_hook.php on line 42

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_hook.php on line 43

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_seo.php on line 120

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_seo.php on line 120

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_seo.php on line 120

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_seo.php on line 120

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_seo.php on line 120

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_seo.php on line 120

Warning: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in ..../vbseo/includes/functions_vbseo_seo.php on line 120
Soluciones al problema de la Inmigración (JOSÉ MANUEL BOU)

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y poder obtener estadísticas de uso. Al continuar con tu navegación significa que das tu consentimiento a nuestra política de cookies.

Continuar
Resultados 1 al 2 de 2

Tema: Soluciones al problema de la Inmigración (JOSÉ MANUEL BOU)

  1. #1
    Tinent de lo Regne
    Fecha de ingreso
    08 nov, 06
    Mensajes
    4,622

    Soluciones al problema de la Inmigración (JOSÉ MANUEL BOU)

    Después de dos artículos sobre la inmigación, uno relativo a sus causas y otro a sus efectos, llegamos al momento más delicado: el de proponer soluciones. Lo que no puede ponerse en duda es que las políticas de inmigración practicadas hasta la fecha se han revelado del todo ineficaces y no han conseguido siguiera controlar una situación, cada vez más desbocada. Esa incapacidad cabe atribuirla tanto a la ineptitud de la clase política, como al pseudointelectualismo, pretendidamente solidario, de los "creadores de opinión" insensatos, procedentes de la extrema izquierda, más influyentes de lo que parece. Sin embargo, puede haber otro motivo, más oculto, como es la convivencia de una clase política profesional desideologizada, cada vez más dependiente de los poderes económicos, con los creadores del "efecto llamada", en gran parte esos mismos poderes económicos, a los que beneficia, en la lógica globalizadora, muchos de los efectos, perniciosos para el común de los ciudadanos, de esta inmigración: destrucción del estado social por quiebra de las instituciones asistenciales, retroceso de las conquistas obreras, presencia de mano de obra barata indefinida...

    Observaremos en primer lugar, las soluciones a corto plazo. Todos los emigrantes que lleguen al primer mundo, sean cuantitativamente más o menos deben ser todos ellos "legales" y tener su situación regularizada desde un principio. Nadie que entre o permanezca en Europa de un modo irregular puede aspirar a que su situación se regularice en el futuro, pues ello incentiva la inmigración ilegal y el negocio de las mafias. Hay que procurar por todos los medios que los emigrantes potenciales conozcan los mecanismos de inmigración legal y la verdadera situación de la ilegal, el riesgo para su vida e integridad física, la explotación y situación de desamparo que les espera y, como novedad, la imposibilidad de regularizar su situación en el país de destino, con la perpetua Espada de Damocles de la expulsión como posibilidad inminente. Ello desincentivaría la inmigración ilegal, arruinando el negocio de las mafias. Obviamente en la práctica las cosas no serían tan sencillas como sobre el papel, pero ese es el camino.

    Respecto a la inmigración legal hay que realizar algunas matizaciones. Debe invertirse la proporción según la cual la mayoría de los inmigrantes legales llegan a Europa por "reagrupamiento familiar" y no como trabajadores con su respectivo contrato. Debemos estimular el concepto de emigración de "ida y vuelta", frente a la "sólo de ida". De este modo el inmigrante legal llegará a Occidente, trabajará cierto período de tiempo, que irá de unos meses a varios años, y regresará a "reagruparse con su familia" en su lugar de origen, con más dinero en su bolsillo y con la oportunidad de contribuir al desarrollo económico de su país con el capital que ingresa y con el "know how" o "saber hacer" empresarial observado, o con los conocimientos técnicos adquiridos, en su caso. Si la emigración es "solo de ida", el emigrante no sólo no regresa y no contribuye en nada al desarrollo de su zona de origen, sino que además ayuda a que emigren más personas acogiéndose a esa "reagrupación familiar" que comentábamos, sin que exista ninguna garantía de que estos nuevos inmigrantes vayan a tener los medios de subsistencia adecuados. Los acuerdos con países en vías de desarrollo pueden facilitar la colaboración de estos estados en la represión de las mafias, impedir la salida de muchos ilegales y asegurar la recepción de expulsados de esa nacionalidad; a cambio se pueden desviar ayudas a proyectos en estos países y aumentar la recepción de trabajadores inmigrantes legales, mientras estos sean de "ida y vuelta". Cada año la Unión Europea gasta enormes sumas en proyectos de cooperación al desarrollo (que fracasan en un 80%) en los países pobres. Además sus gobiernos subvencionan a ONGs de voluntad encomiable pero, amenudo eficacia limitada. Con esos fondos podría financiarse esta iniciativa, aumentándolos de ser preciso (el ahorro en gasto social, si resulta efectiva, será mucho mayor) aumentando su eficacia, favoreciendo a estos países y ayudando a resolver tan complicado problema. El aumento de inmigrantes legales, en las condiciones que se ha señalado, estaría sobradamente compensado por la transitoriedad de esta migración, y por la reducción de inmigrantes legales por "reagrupación familiar" y, sobre todo, de ilegales.

    La firmeza en la lucha contra la inmigración ilegal debe ser intensa y no conocer fisuras, causadas por una solidaridad con el inmigrante mal entendida. Resulta necesario tipificar penalmente todas las figuras relativas a la entrada de ilegales en Occidente y su posterior permanencia, incluidas su contratación laboral, agravando la pena, si es en condiciones de explotación. Conviene que la penalidad asociada a estos tipos sea alta, endureciendo la de los ya tipificados (arts. 312 y 313 del Código Penal español, por ejemplo). Junto a la persecución penal de mafiosos y explotadores, cabe asociar la laboral, administrativa y fiscal, haciendo que los "negocios" en torno a la inmigración ilegal no resulten rentables. Hay que conceder máxima prioridad a la investigación de estos ilícitos, tanto policialmente, como por las inspecciones laborales, administrativas o fiscales. Por último, hay que eliminar los focos de impunidad en estas materias, que existen en amplias zonas rurales, o en determinadas industrias, con el vergonzoso consentimiento de la Administración.

    Conviene aclarar la confusa situación de los extranjeros en Europa. O son "legales" (cabe entender que su situación lo es), lo cual significa que entraron en la nación de destino regularmente, con contrato de trabajo y vivienda, sin antecedentes penales y reuniendo los demás requisitos pertinentes para gozar de la adecuada documentación, y han mantenido esos requisitos hasta la fecha, con lo cual deben gozar de sus derechos al mismo nivel que los nacionales de ese país. O, por el contrario, su situación es ilegal por haberse introducido en su lugar de destino clandestinamente, o no mantener los requisitos exigidos para su permanencia en ellos. En estos casos cabe la expulsión. No deben existir confusas situaciones intermedias. Tampoco debe permitirse que extranjeros que han entrado en el Viejo Continente como turistas, o en cualquier otra circunstancia ajena a los cauces de la inmigración legal, antes descritos, devengan luego residentes o trabajadores por "arraigo" o cualquier otra causa. Sólo aclarando eficazmente la situación de cada persona, con una regulación milimétrica e impecable, que aune el respeto a los derechos de los extranjeros (que nunca deben negarse) con la capacidad de los estados para controlar a la perfección los fenómenos migratorios, puede garantizarse que este problema esté en vías de solución, en lugar de agravarse cada día más, como está sucediendo. En este sentido cuando procedan las expulsiones, deportaciones, etc. habrá que llevarlas a cabo. De nuevo una solidaridad mal entendida puede llevar a oponerse demagógicamente a un instrumento necesario para la adecuada regulación de estos flujos, favoreciendo con ello el enriquecimiento de mafiosos y explotadores. Se hace necesario agilizar el proceso de expulsión. Junto a la simplificación del procedimiento, se nos plantea el problema de que hacer con los ilegales cuya procedencia no está determinada, o son nacionales de un Estado que se niega a admitirlos de nuevo o no colabora con las autoridades occidentales como debiera. Ya se ha apuntado la necesidad de alcanzar acuerdos concretos con este tipo de países. En ese sentido hay que "poner toda la carne en el asador" en estas negociaciones, siendo generosos pero firmes, y buscando alternativas viables para el caso que alguna de estas negociaciones no fructifique.

    Junto a las soluciones a corto plazo comentadas, existe una solución a largo plazo que supondría el fin del problema por abortar su causa principal. Se trata de corregir los desequilibrios de la mundialización y elevar el nivel de vida del mundo pobre por encima del umbral de la indigencia bajo el que se encuentra ahora. Desaparecida la causa principal, desaparecería el problema de la inmigración. Además es una cuestión de justicia, de solidaridad (ahora bien entendida) y de caridad humana acabar con el colapso civilizacional tercermundista y permitir a estos países alcanzar el desarrollo propio del mundo evolucionado. Las cosas lamentablemente, no siguen ese camino.

    El tema daría para un artículo más extenso que el presente, de modo que sólo se darán una pinceladas.

    Primera: La causa principal (o una de ellas) de la pobreza extrema de la mitad sur del globo, está en las propias políticas que practican los gobiernos de estos países, a menudo oligarquías corruptas. Ello no exime de responsabilidad a gobiernos o multinacionales occidentales, cuya influencia frecuentemente es negativa; pero atribuir irresponsablemente toda la culpa de la situación de los países pobres a los ricos es precisamente, la mejor excusa de los oligarcas tercermundistas para eximirse de responsabilidad y perpetuar sus atropellos.

    Segunda: La descolonización fue un fracaso. Se produjo en unas condiciones lamentables que perjudicaron enormemente a estos países. Argelia, por ejemplo, tenía la misma renta per cápita que Francia cuando era colonia suya. Ahora es evidente que no. Con esto no pretendo decir que la descolonización no debiera producirse, pues es exigencia de los valores de igualdad y libertad de los pueblos, que son bandera de la filosofía política occidental, pero se llevó a cabo de un modo desafortunado que perjudicó enormemente a los ciudadanos de estos países y sólo benefició a las oligarquías que desde entonces los gobiernan. Se muestra con ello que el problema no arranca de la época colonial, sino precisamente de la descolonización. Ello sin perjuicio de los abusos cometidos en la época colonial, que son dignos de rechazo, pero no la raiz del problema actual. Además a la colonización política la sustituyó otra mucho peor: la económica. Por seguir ejemplificando en el caso de Argelia y Francia, con la descolonización se fueron del país africano la élite económica y profesional, de origen francés, descapitalizándolo y sumiéndolo en una crisis que sigue hasta hoy, excepto para su clase dominante que, desde entonces, no ha dejado el poder, teniendo como única alternativa a los integristas, que incluso, ganaron unas elecciones. Mientras, la avalancha de argelinos que "huyen" a Francia buscando el "paraíso" permite a los capitalistas franceses aprovecharse de su mano de obra barata y del retroceso en las medidas asistenciales y en los derechos laborales que su presencia comporta, y supone para los trabajadores franceses una tragedia, por esos mismos retrocesos y por el aumento de la delincuencia, que ha llevado a Le Pen a luchar por la presidencia de la República francesa.

    Tercera: La solución no pasa por ayudas económicas. No afirmo que estas no se deban prestar, pero por mucho dinero que se dedique en Occidente a socorrer al Mundo Pobre, este nunca será suficiente. Ya hemos dicho que el 80% de los proyectos de ayuda al desarrollo fracasan. Las ONGs a parte de limpiar la conciencia de algunos "hijos de papá" y de permitir publicitarse a las mismas multinacionales, que con su actividad contribuyen a esa hambre, que después prometen paliar realizando donaciones, no contribuyen realmente a solucionar el problema. No se niega que su actividad pueda ser positiva ni se desaconseja colaborar con ellas, si se desea, pero como máximo se ayudará a menguar algún sufrimiento concreto (lo cual siempre es positivo). El problema de fondo, sin embargo, seguirá sin solución. Las campañas pro 0`7 o pro condonación de la deuda externa, proponen medidas discutibles que podrían ser positivas o no, según las circunstancias de su realización, pero que tampoco dan una solución de fondo al problema (si se condona la deuda de un país, sin más, lo más probable es que al poco tiempo ese país vuelva a estar endeudado).

    Cuarta: Entonces, ¿cual es la solución?. Pasa por cambiar las estructuras económicas primando la producción sobre la especulación. En este sentido se han manifestado los críticos al capitalismo, desde los regeneracionistas españoles de Joaquín Costa a finales del siglo XIX, hasta economistas como Soros en la actualidad. En esa línea se puede considerar también la "tasa Tobin" que grabaría la compraventa de moneda y que fue propuesta por el premio Novel del mismo nombre. Además hay que frenar la mundialización, corrigiendo sus efectos negativos con legislaciones menos tolerantes con la "Gran Industria". También hay que acabar con el colonialismo económico y restablecer unas relaciones comerciales justas. Para que Brasil (de nuevo por ejemplificar) pueda importar un solo teléfono móvil es necesario que exporte varias toneladas de acero. No importa que después la empresa de telecomunicaciones prometa donaciones a ONGs que realizan proyectos en Brasil, por teléfono móvil vendido en Occidente, mientras esa proporción comercial se mantenga será muy difícil sacar a ese país de la pobreza, pese a su evidente riqueza en recursos naturales. También ayudaría frenar el consumo desbocado en Occidente. Finalmente la influencia del mundo rico en el pobre debe ser diferente, tanto en el plano político, ayudando a acabar con sus conflictos bélicos, en lugar de azuzarlos como amenudo ocurre (lo cual no quiere decir que todas las guerras en África sean culpa de Occidente) y colaborando especialmente con los gobiernos menos corruptos y más razonables en sus políticas, sin mirar tanto si sus sistemas imitan nuestras democracias en las "formas", sino si en el "fondo" se respetan los derechos y la voluntad de sus ciudadanos; como en el plano económico, estimulando las producciones diversificadas, la agricultura de subsistencia para evitar hambrunas, y en definitiva, todas las medidas que puedan ayudar a estas naciones a superar sus crisis sin considerar tanto si benefician o no a los capitalistas internacionales.

    Como conclusión podemos afirmar que los movimientos migratorios contemporáneos del mundo pobre al rico, se asemejan más al tráfico de esclavos que realizaban los negreros desde África hasta América del Norte, en pasadas épocas, que al modelo de emigración ideal que presentábamos. Aquí en lugar de secuestrarlos y esclavizarlos, se les mata de hambre en sus lugares de origen y se les mal informa sobre Occidente, para que ellos solos, arriesgando el poco patrimonio que hayan conseguido reunir, así como sus vidas e integridad física, entren clandestinamente en el Primer Mundo a ser explotados o a delinquir como alternativa, causando innumerables problemas a los lugares de destino y causándoselos a sí mismos, pero enriqueciendo a los nuevos negreros (mafias) y a los nuevos dueños de esclavos (capitalistas). Y todo en medio de cínicas acusaciones de "racismo" a quien ponga de relieve el problema, y demagógicas solidaridades mal entendidas de ultraizquierdistas, que paradójicamente, se convierten en marionetas del poder económico al que dicen combatir, dando alas al resurgimiento del racismo de verdad, que encuentra el campo abonado.

    Solo desde la firmeza, desde la responsabilidad y desde una solidaridad bien entendida, se puede dar solución al problema. Por desgracia las cosas no parecen ir por ahí. La inoperatividad de los partidos tradicionales, rehenes del poder financiero y la debilidad moral de una extrema izquierda recalcitrantemente fracasada, obligan a buscar alternativas que no caigan en un nacionalismo racial o cultural facilón y egoísta, sino que profundicen en el problema y en sus soluciones, desde el respeto a los valores de nuestra civilización, como en mis tres artículos he intentado hacer.

    --------------------------------------------------------------------------------

    José Manuel Bou, Miembro del Consell Foral de Coalicio Valenciana.

    http://www.elpalleter.com/actualitat.../bou030810.htm

  2. #2
    Coronel de lo Regne
    Fecha de ingreso
    28 abr, 07
    Ubicación
    Mislata
    Mensajes
    5,794
    José Manuel Bou

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •