El departamento de Restauración de la Biblioteca Valenciana ha recuperado 440 documentos en 2010

* La Biblioteca Valenciana custodia más de un millón de documentos que datan desde el S. XIII hasta nuestros días y entre ellos se encuentran verdaderas joyas
* “Que el rico patrimonio documental de la Biblioteca Valenciana se conserve en condiciones óptimas para que pueda perdurar a través de los años es uno de nuestros objetivos”, ha indicado Silvia Caballer




La directora general del Libro, Archivos y Bibliotecas, Silvia Caballer, ha presentado esta mañana los documentos intervenidos y recuperados por el Departamento de Restauración de Papel de la Biblioteca Valencia, que dirige el técnico José Vergara. La Biblioteca Valenciana se define como el primer centro bibliográfico de la Comunitat y tiene entre sus principales funciones la misión de reunir, conservar y difundir el rico patrimonio bibliográfico valenciano así como toda la producción impresa, sonora y visual, de y sobre nuestra Comunitat.

Silvia Caballer ha indicado que “la Biblioteca Valenciana custodia más de un millón de documentos que datan desde el S. XIII hasta nuestros días, entre ellos se encuentran verdaderas joyas que versan sobre la literatura y la historia valenciana. Que este rico patrimonio documental se conserve en condiciones óptimas para que pueda perdurar a través de los años es uno de nuestros objetivos”.

“El Departamento de Conservación y Restauración de la Biblioteca Valenciana, dirigido por José Vergara, vela para que las condiciones de los depósitos donde se encuentran los fondos de la Biblioteca Valenciana sean las idóneas y restaura aquellos documentos que por motivos diferentes como inclemencias meteorológicas, guerras o acciones degenerativas de la propia materia se encuentran deteriorados”, ha señalado la directora.

De este modo, este año se han realizado 440 intervenciones en diferentes fondos. Algunos de los documentos más importantes que se han restaurado en el fondo gráfico son los “carteles de toros” y “acuarelas para etiquetas de naranjas”, del fondo de hemeroteca (“Revista Crónica del 1936”), del fondo antiguo y manuscritos los “Capítulos de la Cofradía de Nuestra Señora de los Desamparados”, el “Testamento de 1649 de Miquel Linyan, peller de Valenia”, la “Tercera Part de: Ofertes del any, 1519“ y el “Llibre de Consolat del fets martitims” o el “incunable de San Vicente Ferrer :Sermones de tempore et de sanctis de 1487”. Del fondo moderno se ha restaurado “Un casament del dimoni” de D. José Campos Marté y la “Creu de la peña, milacre de Sen Vicent Ferrer”.

Estos son simplemente algunos ejemplos de todos los documentos restaurados a lo largo de este año por el Departamento de Restauración de la Biblioteca. Sin embargo, este departamento no sólo se centra en recuperar documentos que tenemos en los fondos de la Biblioteca Valenciana, sino que entre sus funciones se encuentra también la de asesorar, guiar y acompañar a todas aquellas entidades que posean fuentes documentales que formen parte del patrimonio bibliográfico y documental valenciano, tanto en materia de preservación como de conservación de fondos.

Silvia Caballer ha destacado que “el interés del Gobierno Valenciano por la preservación del patrimonio documental se plasma tanto poniendo a su servicio el personal técnico como a través de las numerosas inversiones que la Generalitat está realizando en muchos municipios de la Comunitat, que preocupados por cuidar y conservar sus ricos fondos solicitan nuestra colaboración para que se mantenga viva nuestra historia y para que los documentos de todos los valencianos pervivan en el tiempo”.

La recuperación de esta valiosa documentación hace que nuestro rico patrimonio documental se vaya consolidando y que las generaciones venideras puedan conocer de primera mano nuestra historia, su historia.

Departamento de Restauración de papel

El Departamento de Conservación y Restauración de la Biblioteca Valenciana cuenta con dos técnicos, José Vergara y Mar Bensach, expertos en restauración de libros y documentos.

La mayor parte del material que integra los fondos de la Biblioteca Valenciana está compuesto fundamentalmente por papel u otro material orgánico. Todo el material almacenado en una biblioteca tiene valor histórico documental. En algunos casos, su importancia es mayor por considerar que no sólo el contenido, sino que el propio contenedor tiene su valor histórico. Es decir, por un lado la información contenida en el texto impreso o manuscrito que forma el cuerpo del libro y por otro la encuadernación que, tratándose de libros antiguos que aún conservan su encuadernación original, se consideran objetos arqueológicos.

Otros objetos, producidos con materiales de escasa calidad y por lo tanto aún más efímeros, como pueden ser ediciones realizadas en papel fabricado con pulpa de madera –papel de presa-, pasan a ser singulares por que contienen información manuscrita añadida posteriormente. Puede ser un ejemplar firmado por el autor y dedicado a otro erudito, o también, la gran variedad de objetos que se pueden encontrar en los archivos personales como pequeños dibujos y bocetos para futuros proyectos realizados sobre trozos de papel, ideas manuscritas sobre servilletas y otros objetos insólitos que forman parte de la historia individual de determinado personaje histórico.

El establecimiento de un programa razonable, y la elección del material a intervenir, debe basarse en las necesidades científicas y en los valores estéticos, históricos y culturales.

La labor del departamento se puede resumir en dos grandes vertientes: la conservación de todo el material contenido en los depósitos y la restauración del material que se encuentra en un estado de conservación deficiente y, de acuerdo con los responsables de los respectivos departamentos, por orden de prioridades, según su valor histórico y condiciones de conservación.

http://www.elperiodic.com/noticias/8...ntos-2010.html