El Ministerio de Asuntos Exteriores, a través de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Aecid), destinó 284.620 euros en 2009 a la organización no gubernamental Nova, Centre per la Innovació Social (NCIS). Según la propia organización, el objetivo del proyecto, titulado Promoviendo la seguridad humana en Oriente Medio: fortaleciendo la alternativa no violenta, es mostrar a los pueblos de Oriente Medio cómo llevar a cabo “una acción resuelta y constante, sin violencia, que se mantiene hasta conseguir un objetivo justo y viable” La organización imparte su formación a jóvenes “dispuestos a dar la vida por su país, por su causa, pero que no saben que dar la vida no es quitarla a otro”.

El proyecto beneficiado con esta cantidad lleva por nombre Promoviendo la seguridad humana en Oriente Medio: fortaleciendo la alternativa no violenta, y fue ejecutado entre agosto y octubre de 2009.

Según detalla la página web de la organización, el objetivo del programa es mostrar a los pueblos de Oriente Medio cómo llevar a cabo “una acción resuelta y constante, sin violencia, que se mantiene hasta conseguir un objetivo justo y viable”.

La formación ofrecida por la ONG se imparte en España, Irak, Israel, Jordania, Líbano, Siria y Palestina, y los alumnos que asisten pertenecen a diversos grupos sociales, entre los que se incluyen “jóvenes que están dispuestos a dar la vida por su país, por su causa, pero que no saben que dar la vida no es quitarla a otro”.

Para que los ciudadanos árabes sean formados en la reivindicación pacífica de sus demandas, NCIS emplea a maestros y a la miríada de organizaciones que conforman la Red de No-Violencia de los Países Árabes.
Dignidad

NCIS señala en la descripción del proyecto que “hay que mostrar que el respeto a la dignidad y al valor como ser humano, así como la protección de los derechos y libertades fundamentales, es compatible con la lucha por una causa justa”.

Sin embargo, cabe destacar que entre las distintas estrategias de la no-violencia propugnadas, las más destacadas son las manifestaciones populares frente a Ejércitos regulares y acometer, sin armas, acciones que favorezcan la causa o los intereses políticos por los que se lucha. El ejemplo más reciente de la puesta en práctica de este tipo de estrategias fue la organización de la flotilla internacional que, de la mano de varias ONG, llevaba ayuda a Gaza.

Al cierre de esta edición, ni la Aecid ni NCIS habían respondido a los reiterados requerimientos de LA GACETA solicitando información acerca de si en las manifestaciones que subvencionan se intenta deslegitimizar al Estado de Israel o si provoca alguna desestabilización en la zona.

Desde que Rodríguez Zapatero llegó a la presidencia del país en el año 2004, España ha incrementado fuertemente sus donaciones a los Territorios Palestinos, tanto a la zona controlada por Al Fatah como a la dirigida por la organización terrorista Hamás.

Así, en el año 2004, el Gobierno entregó la suma de 19.694.974 euros, y en 2008 la cifra anual había sobrepasado los 90 millones de euros. En total, en sólo cuatro años, las ayudas ascendieron a más de 190 millones de euros.

Con estas donaciones, España se ha convertido en el segundo mayor contribuyente dentro de la Unión Europea a favor del pueblo palestino.
------------------------------------------------------------------------------------

300.000 euros tirados a la basura en epoca de crisis,asi es como actuan ZP y el PSOE