Montilla veta el castellano en el certamen universitario 'Premio Juventud'

'Los trabajos tienen que ser originales, inéditos, en catalán y no premiados en otros concursos', rezan sus bases




La Generalitat ha vuelto a demostrar que no es muy partícipe de que el castellano sea una lengua que tenga vida y se utilice en la universidad. Primero fue la decisión de obligar a todos los catedráticos a acreditar su nivel de catalán, por medio de un examen para poder impartir clases en las facultades. Y ahora vetan el castellano en un premio para tesis universitarias, según ha publicado La Voz de Barcelona.

Se trata del Premio Juventud, que por tercera edición convoca la Agencia Catalana de la Juventud. El premio final es una cantidad de 4.000 euros para el “trabajo o estudio dentro del ámbito de las ciencias sociales y humanidades que analice temas sobre la realidad juvenil actual de Cataluña, preferentemente sobre jóvenes de 16 a 29 años”.

A la hora de explicar la forma de presentar los trabajos es donde aparece nítidamente la exclusión del castellano en el Premio: “Los trabajos tienen que ser originales, inéditos, en catalán y no premiados en otros concursos”. Con lo cual, no puede presentarse un estudio de la realidad juvenil de Cataluña en español.

Se trata de una marginación clara de una de las lenguas oficiales de la Comunidad Autónoma y que, además, recientemente recibió el respaldo de la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto, al tipificar que no se puede establecer la preferencia de ninguna de las dos lenguas sobre la otra.

El director General de la Agencia Catalana de la Juventud, Julià Fernàndez Olivares, cita entre sus objetivos a conseguir “acercar las políticas de juventud a los jóvenes de toda Cataluña, adaptándolas a las propias realidades locales y ayudar a construir una sociedad más justa y más libre”.

A la cabeza de esta decisión está Eugeni Villalbí Godes. Es director de la Secretaría de Juventud de la Generalitat, de quien depende la Agencia Catalana de la Juventud. Entre 2003 y 2005 fue presidente del Consejo Nacional de la Juventudes de ERC, a las que, desde su cargo actual, subvencionó cuantiosamente con más de la mitad de las subvenciones concendidas por su organismo. También otorgó una cantidad al sindicato Intersindical-CSC, de carácter independentista y al que estuvo afiliado.

Tanto Villalbí como su institución fueron actualidad durante el verano por prohibir que los niños pudieran ver la final de Campeonato del Mundo entre España y Holanda en los campamentos de la Generalitat.

Este caso se suma a la discriminación del castellano en las relaciones de los ciudadanos con la Generalitat. O en el de las becas de investigación. Por ejemplo, las Becas Canigó. Estas ofrecen a los catalanes la posibilidad de realizar prácticas en el extranjero. Pero tan sólo pueden beneficiarse de ella los que acrediten el nivel C de catalán, el segundo de mayor dificultad.

http://www.lavozlibre.com/noticias/a...remio-juventud