Carod-Rovira confiesa haber sentido "soledad"

El vicepresidente de la Generalidad en funciones, Josep-Lluís Carod-Rovira, ha confesado este lunes en el programa Àgora de TV3 que el tripartito “ha tenido enormes dificultades para imponerse sobre los partidos en los que se apoyaba“, lo que, es su opinión, ha sido el principal problema de esta legislatura.

“No hemos sido capaces desde el Gobierno [autonómico] de dejar claro que, una cosa es el Gobierno y otra los partidos. [...] Ha habido, frecuentemente, una enorme sensación de soledad en el Gobierno. Era un Gobierno que no siempre contaba con el calor, con el apoyo, con las directrices que, de alguna forma tenían que venir del partido. [...] Al final fue terrible. El último que apaque la luz. ¿Qué confianza le inspiraría a usted unas fuerzas políticas que en las últimas semanas hacen ver que no te conocen de nada?”, ha subrayado.

Críticas a los congresistas del PSC

También ha considerado “determinante” la “soledad enorme en que el inexistente grupo parlamentario de los diputados socialistas catalanes ha dejado al presidente de la Generalidad y primer secretario de su partido”, ya que, para ellos, “era más importante lo que pudiera beneficiar al presidente del Gobierno español que a Cataluña y a su presidente”.

Ha asegurado entender “muy bien cómo se debe encontrar Puigcercós en estos momentos”, “pero me gustaría que el partido fuese capaz de entender que necesariamente tenemos que entrar en una etapa nueva. ERC tiene que decidir qué quiere ser cuando sea mayor”, ha añadido.

“En época de crisis, la gente no quiere aventuras”

Sobre los malos resultados electorales de los partidos del tripartito, ha dicho que “lo que ha pasado es que, en época de crisis, la gente no quiere aventuras. En época de crisis, el primer problema nacional del país es la crisis”, y la gente quiere “confianza y no inestabilidad”.

“Soy independentista y de izquierdas, y no pienso renunciar a ninguna de las dos cosas, salvo que quiero dejar de ser independentista para pasar a ser independiente de una vez, es decir, esto es lo único que para mí es temporal”, ha señalado, para añadir que “entiendo que haya gente que tenga prisa, yo también tengo prisa [para conseguir la independencia] pero justo porque tengo prisa, voy despacio, porque esto solo lo conseguiremos si tenemos mayoría” y “no habrá independencia sin Barcelona, sin el Bajo Llobregat, sin el área metropolitana, sin Tarragona, sin Reus”.

Así, se ha declarado orgulloso de “haber sido capaces de hacer presidente de la Generalidad a una persona nacida fuera de Cataluña, y la Cataluña de hoy es esto y, quien no lo entienda, difícilmente entenderá muchas cosas”.

El embajador Apel.les Carod-Rovira

También ha cargado contra el federalismo del PSC: “Hace más de un siglo que la izquierda catalana vive del cuento del federalismo; señores federalistas, ¿nos pueden explicar cómo esperan llegar ustedes al federalismo?, porque hace cien años que dura la broma, ¿no?”.

Y se ha defendido frente a las críticas por haber situado a su hermano Apel.les al frente de la embajada de la Generalidad en París: “¿Esto qué quiere decir, que solo toca un cargo público por familia? Es curioso que esto no se le pide a nadie más. Aquí se cuestiona todo porque, en el fondo, no hay ni sentido ni voluntad de Estado”.

http://www.vozbcn.com/2010/12/14/463...entido-estado/