El Partido Popular no quiere que el año termine sin recordarnos que, si el malminorismo no fuera una doctrina deleznable y una actitud errónea, casi habría que apoyar al Partido Socialista como mal menor.

Fuera de plazo, sin cumplir los trámites formales y materiales exigidos y con una fundamentación a todas luces absurda –lo que hace más que presumible que estemos ante una prevaricación– el ayuntamiento del PP de la ciudad de Valencia, a través de su concejal, el conquense Félix Crespo, ha vetado este año la presencia en la feria Expojove del puesto que venía ocupando desde el origen de la misma el Grup d'Accio Valencianista junto a la Associacio de Amics de la Real Academia de Cultura Valenciana.

Leer artículo completo en...

http://www.mediterraneodigital.com/