El alcalde de Benidorm, el tránsfuga socialista Agustín Navarro, será juzgado —junto al edil de Turismo, Manuel Cabezuelos— el próximo 9 de mayo. Esa es la fecha señalada por la titular del juzgado de Instrucción número 1 de la ciudad para celebrar la vista oral por las presuntas injurias de Navarro y Cabezuelos al colectivo Amigos Gay de Benidorm.
El paso del alcalde y candidato —bien que con el cartel de independiente— del PSOE por el juzgado se producirá, de esta forma, en una fecha estratégica: a solo trece días de la cita con las urnas. Precisamente en la medianoche del viernes 5 de mayo comenzará de forma oficial, con la tradicional pegada de carteles, la campaña electoral del 22-M. Tres días después de que arranque la campaña, el munícipe benidormense tendrá que declarar en calidad de imputado por una presunta falta de injurias y calumnias al citado colectivo.

La fecha señalada por la magistrada, según fuentes judiciales, es inamovible. La única posibilidad de que Navarro no se siente ante la juez el 9 de mayo sería que lo impidiese una causa de fuerza mayor —como una enfermedad, por ejemplo—. Así, todo indica que el candidato socialista tendrá que interrumpir ese lunes la campaña para responder ante la juez de las supuestas injurias y calumnias al colectivo homosexual.

«Homofobia»

Los hechos por los que serán juzgados Navarro y Cabezuelos se registraron el pasado mes de mayo, cuando el presidente del colectivo Amigos Gay de Benidorm, Juan Luis San Nicolás, se reunió con el munícipe para exponerle diversas iniciativas para promover el turismo de temática homosexual en la ciudad. Siempre según la denuncia, el alcalde se refirió a San Nicolás con expresiones «hirientes» que podrían considerarse «homófobas».

El denunciante puso los hechos en conocimiento del Defensor del Pueblo, pero meses más tarde regresó al Ayuntamiento para reunirse con el edil de Turismo, y reiterarle sus propuestas. No obstante, según San Nicolás, al descubrir que había denunciado los supuestos insultos de Navarro al Defensor del Pueblo, el concejal también profirió expresiones supuestamente homófobas. Así, tras dicha reunión, el administrador del colectivo gay puso los hechos en conocimiento del juzgado, tal como adelantó ABC el pasado 26 de agosto.

El 23 de noviembre, el fiscal consideró en su escrito de calificación que los hechos denunciados por San Nicolás pueden ser constitutivos de una falta de injurias —no de un delito, como pedía el denunciante—, tipificada en el artículo 620.2 del Código Penal. Así, proponía a la juez abrir un juicio de faltas contra el alcalde y el concejal de Turismo.

Reforma del Código Penal

Después de que este periódico desvelase la denuncia, el pasado mes de agosto, el alcalde de Benidorm —que negó en declaraciones a ABC los hechos denunciados por San Nicolás— reaccionó con la celebración del primer enlace entre dos personas del mismo sexo que oficiaba desde que tomó la vara de mando. La ceremonia se produjo solo cuatro días después de que se interpusiera la denuncia.

Pese a todo, la querella ha seguido su curso y la juez ha desestimado las alegaciones de los denunciados. No obstante, dado que la denuncia se interpuso antes de aprobarse la reforma del Código Penal que establecerá el delito de homofobia, Navarro y Cabezuelos serán juzgados por una falta de injurias y calumnias.

http://www.abc.es/20110112/comunidad...-20110112.html