Algunos fumadores se han escudado en la ley antitabaco para no abonar sus consumiciones, ya que, con la excusa de salir del bar para fumar no vuelven a entrar en el local ni para terminar lo que habían pedido, ni para pagarlo, lo que ha supuesto un aumento de los conocidos "sinpa" (irse sin pagar).

Así lo ha indicado a Efeagro el adjunto a la dirección de la Federación Española de Hostelería (FEHR), José Luis Guerra, quien ha detallado que al tiempo que la ley se cumple de forma generalizada en la hostelería, les preocupa el incremento de estas actuaciones.

Guerra ha matizado que estos comportamientos se producen aprovechando los momentos de mayor concentración de la clientela en los bares.

"No pasa con los clientes habituales; lo que ocurre es que si antes eran excepciones aisladísimas, ahora lo son también, pero se detectan más casos", ha apuntado.

José Luis Guerra ha recordado se esta situación les fue advertida por los hosteleros irlandeses, quienes "fueron los primeros en detectarlo cuando se produjo en este país la prohibición total de fumar en lugares públicos".

Por otro lado, Guerra ha subrayado que lo que sí se registra de forma generalizada, sobre todo en los bares, son "las quejas por el impacto económico y la pérdida de clientela" debido a la prohibición de fumar, "pero aún no nos permite hace una evaluación general y poder determinar con valor estadístico de alcance".
Sin embargo, "todavía nadie ha dicho que le ha aumentado el negocio, eso no lo hemos detectado por ningún camino", ha asegurado.

La Federación ha convocado a todas las asociaciones para comenzar a hacer una evaluación rigurosa de lo que está pasando y para determinar "lo que tenemos que hacer", ha señalado José Luis Guerra.

Ha recordado que, en fechas previas a la entrada en vigor de la Ley, la Federación realizó unas estimaciones de caída de facturación del -5 por ciento en la restauración, del -10 por ciento en bares y del -15 por ciento en ocio nocturno.

En este sentido, y en relación a estas quejas de los dueños de establecimientos de hostelería, Guerra ha apuntado que "en este momento puede ocurrir que no nos hayamos equivocado, lo cual es muy grave"


La gaceta