El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha condenado a la "número dos" del PSM, Trinidad Rollán, a ocho años de inhabilitación especial para cargo público por prevaricar en 2001 en Torrejón de Ardoz, municipio del que era alcaldesa en ese momento.

Desde el pleno de la Asamblea de Madrid se aportó un escrito en el que se ponía de manifiesto que tanto la por entonces alcandesa de la localidad madrileña, como la diputada regional del PSOE Esperanza Rozas, votaron favorablemente un convenio urbanístico entre el Consistorio y la entidad Patrimonio Siglo XXI S.A., por valor de 539.291.000 pesetas (3.241.204 euros), a pesar de que durante el pleno "se puso de relieve la ilegalidad del convenio" y los miembros del equipo de gobierno eran "plenamente conscientes de su ilegalidad".

El texto además indica que el pleno municipal en el que se votó el convenio "puso de relieve la ilegalidad tanto de forma como de fondo del convenio suscrito" advirtiendo que la Concejalía de Urbanismo de la localidad "no cumplió con los artículos 164, 172, 175 y 177 del Reglamento de Organización, Funcionamiento y Régimen Jurídico de las Corporaciones Locales", y en el fondo, "se infringía la ley del Suelo de la Comunidad de Madrid" porque el convenio "no tenía cabida en los artículos 245 y 246 de la Ley del Suelo".

La inhabilitación impuesta a la 'número dos' de Gómez coincide con los años solicitados por la Fiscalía durante el proceso del juicio. La Fiscal recalcó que en total se habían constituido "14 delitos de prevaricación".

Junto a Rollán han sido condenados a la misma pena Francisco Martín Rojas, actual portavoz adjunto del grupo socialista en dicho municipio y ex edil de urbanismo, y Valentín Gómez.

Otros once acusados, entre ellos la diputada socialista en la Asamblea madrileña Esperanza Rozas, han sido condenados a siete años de inhabilitación especial para cargo público.

la gaceta