18/02/2011
Los afines a Rus se oponen al pacto de ‘todos contra el catalanismo’ en la Universitat para no votar a sus compañeros del PP
elperiodic.com
La asociación Generación Universitaria, comandada por el nº2 de la secretaria ejecutiva de Juventud del PP de Valencia
Belén Hoyo, se opuso ayer en el claustro a entrar en el pacto de todas las asociaciones independientes y profesionales de la Universidad de Valencia para “desbancar a los catalanistas de los órganos de gobierno”


Aunque pueda parecer paradójico, los estudiantes afines a Alfonso Rus en la Universidad de Valencia, abandonaron el discurso valencianista del Presidente de la Diputación provincial y prefirieron no sumar sus votos a los de las demás asociaciones para evitar que los catalanistas coparan la mayoría de los órganos de representación de la Universitat.
El pacto, firmado este año entre las asociaciones profesionales e independientes, y los sindicatos Valencia Universitaria, Campus Jove y AVEU, pretendía ser “la unión de toda los que defienden una universidad valenciana frente al catalanismo”, y por eso, “aspiraba a contar con el apoyo de Generación Universitaria”, con los que según declaran fuentes de las asociaciones que pactaron, “se estuvo intentando negociar hasta primera hora de la mañana del jueves, día en el que el claustro estaba convocado a las 9”.

“Los números solo cuadraban con un pacto entre todos”, argumentan los integrantes del pacto, ya que “Generación Universitaria solo llevó 8 votos al Claustro, lo que ni sumado a los de AVEU y otras asociaciones que tienen vínculos personales con el PP podría dar la mayoría suficiente para apartar a los catalanistas de los órganos de gobierno, ya que éstos contaban con casi 30 votos, y aspiraban a copar el 80% de la representación; y no solo esto, sino que sumados esos mismos votos ni siquiera era posible conseguir representación en ningún órgano de gobierno”.

Finalmente, los universitarios afines a Rus prefirieron votar sus propias candidaturas, abandonando así la idea de una “unión frente al catalanista”. Las razones parecen obvias: el sindicato comandado por el nº2 del sector de NNGG liderado por la rusista Belén Hoyo, José Andrés Hernández, prefirió que sus votos sirviesen para alentar a los sindicatos BEA, A Contracorrent y SEPC (Sindicat d’Estudiants dels Països Catalans), que se podrían ver visto absolutamente marginados, antes que dar sus votos en algunos órganos de representación a sus compañeros del Partido Popular, afines al Vicepresidente tercero del Consell y Coordinador del PPCV, Juan Cotino, integrantes de las candidaturas de AVEU.

Finalmente, y pese a la oposición de Hernández y Generación Universitaria, las asociaciones catalanistas quedaron excluidas de la mayoría de las plazas a las que optaban, y consiguieron cerca de un 50% de lo que sería acorde a su representatividad en el Claustro de no ser por el pacto.

enllaç