La conmemoración del 400 aniversario de la muerte de San Juan de Ribera (1532-1611) brinda a los ciudadanos la oportunidad única de conocer por unos meses el Colegio del Corpus Christi, uno de los conjuntos arquitectónicos, históricos y artísticos más singulares de la Comunidad Valenciana, desde un punto de vista privilegiado. La exposición, titulada «Pastor Sanctus Virtutis Cultor. El legado del Patriarca Juan de Ribera» y organizada por el Consorcio de Museos de la Generalitat, muestra al público por primera vez dependencias privadas como el Refectorio, la Sacristía o la impresionante Sala de las Reliquias, situada tras el altar mayor, donde se custodian más de un centenar de reliquias sagradas. El claustro renacentista, la iglesia y la magnífica pinacoteca también pueden visitarse.

El recorrido que propone la muestra, comisariada por Miguel Navarro y Daniel Benito, obliga a detenerse especialmente en el Refectorio, presidido por un grandioso fresco de Bartolomé Matarana que representa la Última Cena, y sirve de espacio de exposición de una parte de los fondos artísticos, bibliográficos, documentales y musicales que normalmente no son accesibles al visitante. Entre los incunables que podrán contemplarse hasta el 30 de junio encontramos la primera edición de «El Cronicón» de Nüremberg —una Historia del Mundo fechada en 1492— o las Obras Completas de Erasmo —adquiridas por Juan de Ribera en Salamanca—.

Como curiosidad, en el Refectorio encontramos además una recreación de la celda del Patriarca, amueblada con las sillas, el escritorio y el bargueño originales. Una inmersión completa en el siglo XVI que vale la pena no perderse.

http://www.abc.es/20110323/comunidad...-20110323.html

Yo crec que li fare una visita, te molt bona pinta